,

Miel de Ajo antibiótico más poderoso que ha dado la naturaleza.

Cómo hacer miel de ajo medicinal

Hoy en día la vida agitada de la ciudad y la constante contaminación son causas de muchas enfermedades bronquiales, alergias y tos. Esto ha causado una constante demanda por químicos y otras drogas que perjudican al organismo. Si eres del tipo de persona que tu cuerpo ya no tolera más drogas, puedes recurrir a un remedio natural efectivo y eficaz. Este es conocido como el antibiótico más poderoso que ha dado la naturaleza. Se trata de miel de ajo medicinal.

El ajo de por sí es un antibiótico natural que ayuda a eliminar muchas clases de bacterias y virus. Inclusive se ha usado para combatir algunos tipos de cáncer y diabetes. Mientras que la miel es una sustancia viscosa producida por las abejas usando el néctar de las flores. La miel también posee el poder de eliminar infecciones gracias a sus cualidades antisépticas.

Al unir estos dos elementos tenemos el antibiótico natural más poderoso que es la miel de ajo. Para preparar usaremos 5 dientes de ajo y una taza de miel de abejas pura. Luego tritura el ajo y lo colocas junto con la miel en un recipiente de vidrio. Dejar reposar hasta el día siguiente. Este tiempo permitirá que las enzimas del ajo hagan contacto con la miel para producir un complemento efectivo. En caso de dolencias tomar una cucharada tres veces al día por cinco días.

Algunas personas agregan también cebolla morada a la preparación para hacer el antibiótico natural más poderoso y efectivo. Todos estos ingredientes son fáciles y económicos así que tener tu propia miel de ajo medicinal no será un problema.

La miel de ajo ha tenido muy buenos resultados tratando síntomas de asma o algún problema bronquial. Este jarabe es muy bueno para ayudar a sacar la flema y toxinas acumuladas por la enfermedad. Otros usos medicinales podemos mencionar inflamaciones de la garganta, infecciones intestinales, y la tos.

Esta receta ha sido usada por años en la medicina natural y ahora está volviendo a tener demanda debido a la poca eficacia que han tenido las drogas en nuestro cuerpo. Otra ventaja de este remedio es su sabor agradable a miel y duración. Puedes guardarlo por varios días sin ningún problema. Si tienes intolerancia al ajo puedes probar disminuyendo la cantidad de ajo y aumentando la de miel.

La miel de ajo no es recomendable para bebés o infantes, ya que podrían causar molestias digestivas. Tampoco para personas diabéticas. Favor en estos casos consultar a un especialista.