, ,

Increible !! Dile Adiós A Las infecciónes del oído con este Simple Truco

El dolor de oído es una afección difícil de soportar que causa muchos problemas al paciente que lo padece. Desafortunadamente, las estadísticas indican que la otitis afecta al 90% de los niños, antes de los 10 años.

La otitis es una inflamación del oído medio, producida por una infección. Los síntomas más comunes son fiebre, disminución temporal de la audición y dolor intenso. Generalmente, esta infección puede tratarse fácilmente y se cura sin dejar secuelas.

En algunos niños la otitis puede convertirse en algo crónico, por lo que el niño recibe constantemente medicación y tratamiento. Hoy te contamos cómo puedes realizar tu propio remedio natural para acabar con infecciones leves de oído. Recuerda siempre consultar con un especialista.

Características de las infecciones de oído.

Las infecciones de oído pueden ser causados por alguna bacteria o virus. El tratamiento más aconsejado por los médicos es la ingesta de antibióticos y gotas que alivien los síntomas. La otitis se manifiesta con enrojecimiento en el oído, fiebre, dolor punzante y hasta puede haber presencia de pus.

Otra infección muy común es la denominada otitis media con efusión. Ésta no causa dolores punzantes y se caracteriza por una acumulación de líquido en el oído medio, originada por una enfermedad respiratoria viral, como los resfriados. Cuando el niño secreta demasiadas mucosidades, el oído se congestiona al igual que la nariz, aunque resulta más difícil de drenar. Cuando el drenado no se produce correctamente, el líquido puede permanecer en el oído por meses e infectarse.

Remedios naturales para infecciones de oído.

  • Ajo.
    El ajo ayudará a desinfectar la zona y aliviar eficazmente el dolor.
    Preparación:
    -Machaca un diente de ajo crudo. Aplástalo muy bien con algún cuchillo de costado o cuchara para que suelte sus aceites y compuestos azufrados.
    -Colócalo en un recipiente y cúbrelo por completo con aceite de oliva extra virgen.
    -Déjalo reposar por uno o dos días en un lugar seco y alejado de la luz solar.
    -Pasadas las 48 hs, cuela la preparación y vierte el aceite en un botellita con gotero para los oídos.
    Tratamiento: Aplica una gota de aceite de ajo en el oído adolorido. Mantener la cabeza reposada durante 10 minutos para que el ajo actúe. Repite este tratamiento tres veces al día, diariamente por 10 días.
  • Leche materna.
    Si conoces a alguien que esté amamantando, la leche materna es la mejor opción para acabar con las infecciones de oído. Es antibiótica y antibacterial. Es el remedio más económico, efectivo y seguro de todos.
    Aplica unas tres gotas de leche materna en el oído enfermo, tres veces al día como mínimo. En 48 hs, aproximadamente, la infección será eliminada sin costo alguno. Si tienes un hijo muy pequeño, no puede consumir algunos antibióticos por lo que la leche materna será de gran ayuda.
  • Aceite de coco.
    El aceite de coco es microbiano y anti viral, ayudando a eliminar los microorganismos adheridos al oído.
    Coloca dos gotas de aceite de coco en el canal auditivo, dos veces al día. Recuerda que, ante la solidificación del aceite de coco, puedes derretirlo a baño maría colocándolo en un recipiente pequeño, dentro de una cacerola con agua hirviendo.
  • Cataplasma de cebolla.
    Aplicar calor en la zona detrás de la oreja, funciona para estimular glándulas y promover el drenaje de los líquidos acumulados en el oído. Para ello calienta, moderadamente, media cebolla en el horno. Luego envuélvela en una gasa o paño y aplícala en la oreja con mucho cuidado. Antes de realizar esto, controla que la cebolla no queme aplicándola sobre tu antebrazo.
  • Quiropráctica.
    Muchos especialistas quiroprácticos pueden ayudarte a ajustar tu organismo y abrir la trompa de Eustaquio para que drene correctamente.