,

Mira Como Una prueba de orina podría detectar el cáncer de páncreas en etapas iniciales

El páncreas es una glándula ubicada detrás del estómago que secreta sustancias para descomponer los alimentos, y hormonas que ayudan a controlar los niveles de azúcar en sangre. El cáncer de páncreas no presenta síntomas notorios de forma inmediata. Generalmente éstos aparecen cuando la enfermedad está en etapas avanzadas.

Sin embargo, el mundo científico ha informado a todos que se desarrolló un tipo de análisis de orina que puede detectar el cáncer de páncreas en sus etapas iniciales. Veamos de qué se trata.

Análisis de orina podría detectar el cáncer de páncreas en una fase temprana.

Como mencionábamos, actualmente se descubre esta enfermedad cuando los síntomas aparecen. Frecuentemente esto sucede cuando el cáncer ya ha avanzado lo suficiente y es difícil hacer algo por el paciente y salvar su vida. Por este motivo, los investigadores de todo el mundo han buscado formas para detectarlo a tiempo y poder llevar un tratamiento eficaz, devolviéndole la esperanza de vida a cada paciente.

El Dr. Tatjana Crnogorac-Jurcevic, especialista en analizar genomas del cáncer en el Centro de Oncología Molecular del Instituto de Cáncer de Barts de la Universidad Queen Mary de Londres, se muestra muy optimista con los nuevos descubrimientos. Según el científico, han desarrollado una nueva prueba capaz de testear la existencia de un cáncer de páncreas desde los inicios. Se trata de un análisis no invasivo a través de una muestra de orina. Esto, podría marcar la diferencia y ser un paso importantísimo en el mundo médico.

¿Cómo es el nuevo análisis?

Al parecer, el equipo científico pudo determinar tres marcadores o indicadores que, al combinar los valores, señalarían la presencia de un cáncer de páncreas. Estos valores podrían ser el puntapié inicial para salvar la vida del paciente que aún no presenta ningún tipo de síntoma. La persona puede someterse a una cirugía que extirpe el tumor maligno y seguir un tratamiento preventivo, aumentando así su expectativa de vida. Actualmente, al detectar un cáncer de páncreas tardío, el paciente llega a vivir de tres a seis meses, máximo.

El 3 de agosto del año pasado, se publicó el informe final de la investigación. La misma fue financiada por el Fondo de Investigación del Cáncer de Páncreas, una organización benéfica de Inglaterra.

Para estudiar los diferentes valores, se tomaron muestras de 488 personas que fueron analizadas por un largo período de tiempo. Se trataba de 192 pacientes con cáncer de páncreas descubierto anteriormente, 92 pacientes con pancreatitis crónica, 117 con enfermedades hepáticas y de vesícula biliar y 87 personas sanas. A partir de los diferentes resultados, se pudieron analizar los valores y encontrar los indicadores que marcarían la diferencia.

En una muestra de orina, se pueden encontrar hasta 1500 tipos de proteínas diferentes. Sin embargo, el equipo de Crnogorac-Jurcevic sólo se centró en tres: LYVE1, REG1A y TFF1. Estas tres proteínas presentaban siempre valores elevados en los enfermos oncológicos, en comparación al resto de los pacientes, incluso comparados con los enfermos de pancreatitis crónica. Una vez realizado este hallazgo, se realizaron exámenes de prueba a diferentes pacientes, logrando diagnosticar el cáncer de páncreas en una fase inicial en un 90% de los casos.

¿Cómo continúa la investigación?

Los investigadores harán foco, especialmente, sobre aquellas personas propensas a padecer cáncer de próstata. Si bien la causa real que lo inicia, se desconoce, las personas con más riesgo son los grandes fumadores, obesos, mayores de 50 años diabéticos diagnosticados recientemente o gente con antecedentes familiares con esta enfermedad. La idea es continuar la investigación realizando más pruebas a grupos de alto riesgo para validar los resultados.

Lee también: “Reduce la Diabetes Tipo 2 con estos jugos”

El subdirector médico de la Sociedad Estadounidense del Cáncer, Dr. Leonard Lichtenfeld, afirma que una prueba eficaz de detección debe tener ciertas características: precisión, facilidad y repetitividad. Aún hay que demostrar que los nuevos análisis hacen la diferencia obteniendo resultados positivos. Según el especialista, los resultados son muy preliminares y será necesario continuar con la investigación para afirmar que estos tres indicadores son suficientes para una detección temprana.

A su vez, Lichtenfeld, considera prematuro afirmar que es un método eficaz e infalible, pero que seguramente será un método disponible en un futuro muy cercano.