,

Mira la razon Horrible ¿Por qué dejar de comprar jugos envasados?

Las grandes industrias alimentarias han envasado prácticamente todos nuestros alimentos. Uno de los más consumidos en el último tiempo son los jugos en caja. Los niños son los principales consumidores. Pero, ¿conoces qué tan buenos son para la salud? Te contamos qué sucede cuando consumimos jugos en caja, qué ingredientes poseen y qué sorpresas puedes llevarte.

No es un alimento saludable.

Especialistas, principalmente pediatras, expresan su preocupación al notar cómo los jugos envasados han ganado terreno en los últimos años, dejando a los zumos naturales .hechos en casa, como una última opción.

Los padres, ya no optan por la fruta fresca, sino que compran jugos envasados para darles a sus hijos, principalmente para que lleven en su lonchera escolar.

Nutricionistas consideran que, consumir estos jugos a diario, es perjudicial para la salud. Contienen demasiados aditivos químicos, colorantes y azúcares que promueven la obesidad y los trastornos metabólicos.

En una caja de estos jugos se puede encontrar: agua pasteurizada, concentrados de fruta, reguladores de acidez, estabilizantes artificiales, colorantes como la tartrazina, saborizantes artificiales y conservantes. Es muy importante saber leer las etiquetas, ya que podemos observar que estos jugos tienen un alto porcentaje de aditivos químicos. A su vez, cuando el azúcar aparece detallado antes que el concentrado de jugo, significa que hay más azúcar que zumo.

Estos preparados contienen químicos altamente alergénicos como la tartrazina. A su vez, por su alto aporte calórico, está prohibido para personas con sobrepeso u obesidad. No debemos olvidar que el azúcar contenido en estos productos, no aportan ningún tipo de nutriente, ni beneficio. También están prohibidos para personas diabéticas o personas propensas a padecerla.

La ingesta excesiva de azúcar, puede estimular la secreción de opiáceos naturales. Estos opiáceos liberan el deseo de más azúcar. Así, el mismo organismo manda el mensaje de deseo por más dulces ya que siente una especie de “placer” al consumirlos. Los jugos envasados que contienen grandes cantidades de azúcar, inundan el organismo de opiáceos, lo que conlleva a seguir consumiéndolos.

Cuidados especiales con el envase.

No hace mucho tiempo, se conoció la experiencia de una mujer que denunció un caso de moho en los jugos envasados en caja.

Su hijo, luego de abrir y beber este producto, le mostró que la bombilla de la caja, contenía algo extraño. Al observar mejor, la señora descubre el hongo. Inmediatamente se dirigen hacia el médico.

El especialista, advirtió que el jugo no había llegado a su fecha de caducidad, pero al abrirlo, descubrió que toda la caja estaba cubierta por moho. Fue así que el médico le explicó lo siguiente: los envases de cartón están expuestos a cualquier daño del ambiente. Pueden producirse pequeños orificios, que pasan inadvertidos, donde el aire ingresa a la caja y permite el desarrollo de hongos. El orificio puede ser tan pequeño que la pérdida mínima de líquido,

tampoco es notoria. Luego, el alto contenido de azúcar puede llegar a fermentar y producir algún tipo de alcohol.
En caso de que consuma un jugo en este estado, los síntomas más graves serán los de una gastroenteritis, sin pasar a mayores. No existen más peligros que esos.

Lo más aconsejables es que puedas preparar tus propios jugos y zumos. Son más beneficiosos para la salud, aportan vitaminas y minerales, sin ningún tipo de aporte químico. En caso de que esto te resulte difícil, intenta consumir aquellos jugos que sólo tienen extractos naturales de frutas y agua, sin azúcares agregados ni conservantes.