, , ,

Mira lo que el ginecólogo no te recomienda hacer

Es muy importante para la mujer, elegir a un profesional que inspire en ella suma y plena confianza, especialmene si hablamos de un ginecólogo, alguien que podrá aconsejarla y acompañarla siempre en su vida íntima.

En este artículo, te mostraremos lo que el ginecólogo no te recomienda hacer, para que así, si aún no has encontrado a tu profesional indicado en esta área, puedas guiarte por estos simples pasos, para mantener tu salud íntima de la mejor manera.

Consejos de un buen especialísta: lo que el ginecólogo no te recomienda hacer

1. No creas todo lo que ves en internet

Hace algún tiempo atrás, era común que las mujeres, al tener alguna duda o padecer de algún síntoma, consultaran directamente a su ginecólogo o en último caso, a su médico de cabecera.

Hoy en día, internet a tomado posesión casi total a la hora de resolver cualquier tipo de inquietud o cuestiones, acerca de todo. Son muchas las mujeres a quienes les resulta más cómodo investigar en páginas de la web acerca de sus dolencias y padecimientos ginecológicos inusuales. Sin embargo, todos debemos de saber, que así como existen varias páginas serias y confiables en internet, existen otras cientos de páginas falsas que brindan libremente consejos que pueden resultar perjudiciales para la salud en general de la persona.

Los especialístas en el tema, recomiendan NO automedicarse por ningún motivo, ni hacer caso a consejos en internet, sin antes haber consultado a un médico profesional.

2. No tengas miedo de hablar sobre enfermedades que han tenido tus familiares

Es muy importante que tu ginecólogo sepa si en tu familia hay antecedentes de cáncer, en especial cáncer de mama o de ovarios, ya que este tipo de enfermedades, suelen tener un gran historial de casos en donde quienes las padecen, han tenido algún historial familiar que también las ha padecido.

3. Cuidado con quedarte con la ropa puesta después de hacer ejercicio

lo que el ginecólogo no te recomienda

Quedarse con la ropa puesta luego de hacer ejercicio físico, puede ser muy riesgoso pra nuestra salud sexual. El exceso de calor que se acumula en la ropa interior luego de hacer gimnasia, suele ser gran causa de todo tipo de infecciones e irritaciones en la zona vaginal.

4. Alerta: dolor persistente durante las relaciones sexuales

La ginecóloga Michelle Germanin, jefa del Departamento de Ginecología del Hospital MedStar Good Samaritan en Baltimore, aclara que gran parte de los casos de infección vaginal, endometriósis, quistes de ovario e incluso estreñimiento, se deben a que las mujeres suelen ocultar sus dolencias durante el acto sexual, no pudiendo así atenderse a tiempo.

5. ¿Tu ginecólogo no te agrada?

lo que el ginecólogo no te recomienda

Las citas con un ginecólogo, no son como las citas con cualquier otro médico. Ocasionalmente, serán espacios en donde tengas que exponer tu intimidad y puede que en ocaiones te sientas algo intimidado. Si tu ginecólogo no te inspira la confianza suficiente, es hora tal vez, de cambiar de profesional. Consulta con tus amigos o cercanos, seguramente ellos te aconsejarán de la mejor manera.

6. Un ginecólogo no es cualquier médico

Es muy importante que en caso de cualquier padecimiento o mal estar en el ámbiyo íntimo y sexual, consultes particularmente a un ginecólogo, ya que ellos podrán diagnosticarte de la manera correcta. Un médico general, trata diversas áreas de la medicina, sin especializarse particularmente en ninguna, y es por esto, que siempre estarás mejor respaldada y más segura, ante un profesional.

7. El sangrado menstrual

La menstruación, es un proceso biológico normal, que ocurre en mujeres adolescentes, jóvenes y adultas. Aún así, es necesario que tu ginecólogo te informe claramente acerca de ciertas irregularidades que puedan surgir durante este proceso. Por ejemplo, cada mes, la mujer expulsa aprocimadamente a través de la mesntruación, 80 milímetros de sangre (5 pequeñas cucharaditas), por lo que si notas que tu expulsión de sangre es demasiado excesiva, es probable que padezcas de algún transtorno hormonal o de otro tipo, y debas de consultar a tu ginecólogo. Lo mismo sucede si tus ciclos mentruales son irregulares.

La ginecóloga Michelle Germanin da el siguiente consejo:no importando la edad o el tiempo que te falte par la menopausia, si dejas las toallas o tampones empapados en sólo dos horas y descubres que te hace falta más protección, una visita al ginecólogo podría ser necesaria”.

8. No uses ropa interior demasiado ajustada

lo que el ginecólogo no te recomienda

Es importante que tus zonas íntimas, tengan espacio para transpirar y eliminar sus desechos hacia afuera de manera cómoda. Es por estos que los profesionales en salud sexual, suelen recomendar el NO uso de ropa interior demasiado justa o pequeña, como por ejemplo, las tangas.

9. No sientas vergüenza a la hora de hablar de tus costumbres sexuales ante tu ginecólogo

Es sumamente necesario, que hables con tu ginecólogo de todas tus costumbres sexuales, si en verdad quieres un chequeo general y definitivo. De ser de otra manera, el profesional, no podrá saber tu caso y le será mucho más difícil llegar al diagnóstico acertado.