, ,

¡Mira por qué nunca debes levantar un niño por los brazos! Las consecuencias pueden ser graves.

Levantar un niño por los brazos suele ser un juego para que el niño de vueltas en el aire o es la manera de sostenerlo para evitar que sufra un golpe. Sin embargo, esta maniobra puede resultar peligrosa para el pequeño que se encuentra en plena formación.

El cuerpo de un niño permanece en constante formación. Aunque resulte muy flexible, también es frágil y necesita de cuidados, evitando al máximo los juegos bruscos. Si bien muchas veces los sostenemos de donde podemos para evitar que caigan, crucen la calle o para llamar su atención, es necesario pensar bien antes de sujetarle el brazo.

Los peligros son variados, pero la lesión más común es la subluxación o el codo de tenista. Aquí te contamos cuáles son los síntomas, de qué se trata y como evitar levantar un niño por los brazos.

Lee también: “Cuida a tus nietos si deseas prevenir la demencia senil. ¡Los abuelos son siempre importantes!”.

Subluxación del codo: ¡Evita levantar un niño por los brazos!

La subluxación del codo afecta principalmente a pequeños de 1 a 5 años y puede causar algunos problemas a largo plazo cuando no se atiende a tiempo. Esto ocurre cuando el pequeño es jalado mientras su brazo permanece estirado (a esto nos referimos cuando decimos levantar un niño por los brazos). En ese momento la cabeza del radio, un hueso que forma parte del brazo, se separa momentáneamente del húmero y un ligamento se coloca entre ellos, quedando presionado entre los huesos.

Después de los 5 años de edad los casos son casi nulos porque la articulación está más fuerte y soldada. Puede ocurrir una subluxación del codo sólo al realizar deportes, estar afectado por una enfermedad o sufrir un accidente.

Los síntomas más comunes es que el pequeño no querrá doblar la extremidad y se negará a usarla cotidianamente. Muchas veces no lloran o no se muestran molestos, hasta que un adulto intenta flexionarle el bracito. Es necesario estar muy atentos luego de levantar un niño por los brazos y si muestra algún tipo de síntoma o dolor. Además, en organismos más frágiles, puede suceder una dislocación del codo sólo al ser jalado por su mano ¡debemos tratarlos con suavidad!

Lee también: “Mira cómo reducir el tiempo que los niños pasan frente a una pantalla”.

¿Cuándo puedo provocar una subluxación del codo?

Esto no se provoca sólo al levantar un niño por los brazos, también puede ocurrir cuando:

  • Tomamos al niño de su mano para evitar una caída.
  • Sacamos al niño de un lugar pequeño, sujetando sus manos o sus muñecas.
  • Tiramos del niño a través de la manga de su camisa.
  • Jugamos con el niño
  • Llevamos al niño demasiado rápido mientras caminamos.

Aunque consideres que estos movimientos son algo bruscos para tratar a un pequeño, ten presente que en la vida cotidiana los padres pueden enfrentarse a estas situaciones sin ser violencia, sino sólo un accidente.

Lee también: “Expertos en neurociencia afirman que el trastorno por déficit de atención no existe”.