,

¿Muchas picaduras de mosquitos? ¡¡Por esto es que prefieren picarte a ti y no a otros!! ¡INCREÍBLE!

Los mosquitos eligen picar a algunas personas y a otras no, según ciertas características, pero no por la “dulzura” de su sangre como lo afirma la creencia popular. Conozcamos porque algunas  personas  padecen las molestas picaduras de mosquitos, mientras que otras no.

Seguramente has notado que los mosquitos no pican a todas las personas por igual. Es muy curioso pero así ocurre. A veces alguien termina la noche con las piernas llenas de picaduras de mosquitos mientras que su compañero más cercano no se lleva ni una lesión.

¿Sabías que los machos no pican? Pues solo las hembras lo hacen. Esto sucede porque la sangre humana les sirve para producir sus huevos, sin embargo todo parece indicar que tienen preferencias a la hora de escoger a sus víctimas.

Factores que nos hacen más propensos a las picaduras de mosquitos.

El tipo de sangre: los mosquitos nos pican para alimentarse, por lo cual hay ciertos tipos de sangre que les resultan más apetecibles que otras. En un estudio se detectó que las personas con sangre tipo 0 sufrieron más cantidad de picaduras de mosquitos (casi el doble) de las que tenían tipo A.

Dióxido de carbono: los mosquitos detectan a sus víctimas por el olor a dióxido de carbono que emiten al respirar. Son capaces de detectarlo hasta a 50 metros de distancia. Las personas que despiden mayor cantidad de dióxido de carbono sufren más picaduras de mosquitos que aquellas que exhalan menos cantidad.

Bacterias de la piel: el tipo y volumen de bacterias específicas que viven de forma natural en la piel humana, afectan para hacernos más o menos atractivos para los mosquitos. Quizás por esto es que les encante picar en la zona de los tobillos y los pies, que es donde de forma natural se tiene colonias más abundantes de bacterias.

Embarazo: las mujeres embarazadas parecen atraer el doble de picaduras de mosquitos, esto podría deberse a que durante el embarazo se exhala un 21 % más de dióxido de carbono y además se tiene una temperatura corporal más elevada.

Beber cerveza: tan solo haber bebido 300 cc de cerveza puede hacernos más apetitosos para los mosquitos. Esto es debido a que el etanol se excreta por el sudor o a que la temperatura corporal se eleva luego de beber alcohol.

Ejercicio y metabolismo: otra forma que tienen los mosquitos de detectar a sus víctimas es por el olor del ácido láctico, el ácido úrico, el amoníaco y otras sustancias que se expulsan a través del sudor. Les gustan más las personas con temperatura corporal elevada. Cuando hacemos ejercicio nuestra temperatura sube y además aumenta la acumulación de ácido láctico, así que esta es la razón por la cual cuando sales a corre o a practicar cualquier tipo de ejercicio sufras las molestas picaduras de mosquitos.

Llevar ropa de determinados colores: aunque parezca absurdo, los mosquitos usan la visión y el olfato para detectar a sus víctimas. Los colores que destacan como azul, negro, o rojo oscuro les facilitan la tarea de detectar a sus víctimas. Esto fue probado por estudios realizados por James Day, entomólogo de la Universidad de Florida.