,

Murió sin poder moverse ni hablar, pero dejó un desgarrador mensaje a su enfermera…Leer aquí

El estremecedor mensaje de este hombre al morir

Muchos son los ancianos que son dejados en hogares por sus familias, por el hecho de no poder hacerse cargo de ellos. Es muy frecuente que al pasar los años, a las personas se les olviden sus abuelos, tíos, e incluso padres, y suelan optar por llevarlos a hogares en donde alguien más pueda atenderlos. En estos lugares, las enfermeras no suelen preocuparse lo necesario por la situación de cada paciente, y no porque no quieran, sino porque se les hace imposible debido al gran número de pacientes a atender. Este hombre, murió sin poder moverse ni hablar, pero aún así, encontró la manera de dejar un desgarrador mensaje al morir.

Mak Filiser de 86 años, fue un hombre que murió hace poco en un hogar geriátrico, solo y abandonado por su familia, la cual desde hace mucho tiempo no se contactó más con él.

Mak murió sin poder moverse ni hablar en el geriátrico, y luego de unos días de su muerte, cuando las enfermeras entraron a su recamara para limpiar el lugar, una de ellas encontró una desgarradora nota.

La enfermerá, decidió hacer copias de la nota que había encontrado, y repartirlas entre todo el cuerpo personal del geriátrico.

Pero…¿qué es lo que decía la nota que dejó Mak? Míralo a continuación…

El murió sin poder moverse ni hablar, pero dejó escrito un desgarrador mensaje a su enfermera

murio-sin-poder-moverse-ni-hablar

Esto es lo que decía la nota que dejó escrita Mak en su habitación…

Viejo malhumorado

¿Qué ven enfermeras?, ¿qué ven?

¿Qué están pensando…cuando me miran?

Un viejo malhumorado…no muy inteligente.

¿De poca costumbre…y ojos lejanos?

Que babea su comida…y no responde.

Cuando dicen gritando…”me gustaría que trataras”.

Y siempre está perdiendo un zapato o un calcetín.

 

Quien, resistiéndose o no…les permite hacer lo que quieran.

Con baños y comida…se llena mi día.

¿Es eso lo que piensan?, ¿es eso lo que ven?

Entonces abran sus ojos, no me están mirando a mí.

Les diré quien soy…mientras estoy aquí sentado.

Soy el hijo menor de diez…con un padre y una madre.

Hermanos y hermanas…que se aman unos a los otros.

Ahora soy un viejo…y la naturaleza es cruel.

Ahora hay una piedra…donde había un corazón.

Pero dentro de este caparazón viejo hay un hombre joven que todavía vive.

Así que habrán sus ojos…ábranlos y vean.

No a un viejo malhumorado.

Vean más de cerca…véanme..A MI.

¿Qué opinas del poema que escribió Mak en su lecho de muerte? Sin duda alguna, este hombre que murió sin poder moverse ni hablar, nos ha dejado un emotivo mensaje, que nos hace reflexionar a todos acerca de nuestros seres queridos y su futuro ¡Mantén siempre a tus seres preciados a tu lado!