,

¡No deseches las cáscaras de naranjas! Te contamos 8 usos muy prácticos para aprovecharlas.

Las naranjas son los cítricos más utilizados. Además de ser muy sabrosas, son una fuente importante de vitamina C, indispensable para reforzar nuestro sistema inmunológico. Una naranja mediana (130 gr) posee 58,6 mg de vitamina C, lo que representa el 65% de la dosis diaria recomendada.

Con este cítrico, podemos tratar las gripes y resfriados. Acortan la duración de estas enfermedades y alivian los síntomas. Generalmente, descartamos las cáscaras como desechos. Especialmente cuando realizamos zumo de naranjas, tiramos muchas cáscaras a la basura. Sin embargo, existen muchas cosas que se pueden hacer con ellas.

Te contamos 8 ideas muy prácticas para que puedas reutilizar las cáscaras de naranjas, ¡recíclalas con estos usos fantásticos!

8 usos prácticos para aprovechar las cáscaras de naranjas.

1.Haz un comedero de pájaros.
Además de que podrás gozar de hermosas visitas, este comedero de aves es biodegradable. Necesitarás la cascara entera y gruesa, de una mitad de naranja. Cada mitad es un comedero, realiza la cantidad que desees. Con una aguja para coser lana (o algo similar) cruza un hilo grueso de lado a lado, dejando los extremos largos para luego poder colgarlo. Cruza otro hilo más, formando una cruz con el hilo anterior. También debes dejar los extremos largos. De esta forma, la cáscara ya está colgando y está sostenida perfectamente. Ahora puedes rellenarla con semillas y colgar el comedero donde más te guste. Pasado cierto tiempo, la cáscara se degradará y caerá al suelo sirviendo de abono para la tierra.

2.Espanta los gatos de tu jardín.
A muchos nos sucede que, aunque no tengamos mascotas, igual debemos limpiar sus suciedades a diario. Los gatos suelen amar los jardines vecinos y los visitan frecuentemente por las noches. Si bien son animales hermosísimos, limpiar sus heces cada mañana no es una tarea muy gratificante. La cáscara de naranja puede ayudarte a mantenerlos lejos. En una procesadora, mezcla cáscaras de naranja y granos de café. Luego de molerlos juntos, esparce la preparación en tu jardín. Ubica la zona más “visitada”, deja algunas heces viejas y cúbrelas con la mezcla. Al otro día, verás la diferencia.

3.Combate las hormigas.
Si estos pequeños insectos han invadido tu jardín, tus plantas y hasta tu hogar, puedes combatirlas con cáscara de naranja. Agrega la cáscara de una naranja, junto con un vaso de agua a la licuadora. Licúa bien hasta obtener una mezcla homogénea. Luego, la esparces dentro del hormiguero.

4.Realiza un ambientador casero.
En este caso, necesitaremos una naranja completa. Lo que vamos a realizar se llama “Pomander” y funciona muy bien para dar aroma a tu hogar y desinfectar el aire. Elige una naranja mediana, no muy madura e incrusta en ella muchos clavos de olor, por toda la superficie. Puedes jugar un poco y crear figuras o puedes distribuirlos de forma simétrica, como más te guste.
Ubícalos como centros de mesa, dentro de un armario, sobre algún mueble, etc. Son eficaces para eliminar los malos olores y aportar frescura a la habitación.

5.Aromatiza tu hogar.
Puedes crear hermosas velas aromáticas para tu casa. Necesitarás la cáscara de dos mitades de naranja. Procura seleccionar las más gruesas, así pueden soportar el peso de la cera. Para realizarlas, coloca un trozo de hilo para velas (pabilo) en una mitad y rellena con parafina. La otra mitad, será una especie de tapa. Cala en el centro alguna forma creativa y colócala sobre la otra mitad. Tendrás una esfera aromática y muy llamativa.

6.Realiza un postre delicioso.
Aunque las botemos como si fueran basura, las cáscaras de naranja son comestibles. ¡Te enseñaremos a hacer unos bocadillos dulces que son un manjar! En algunos lugares, se le llama “cascaritas abrillantadas”, para realizarlas sigue este procedimiento:
-Retira la corteza blanca de la cáscara, ya que posee un sabor muy amargo.
-Corta tiras finas de varias cáscaras de naranja, agrégalas a una cacerola con agua y llévalas a fuego lento.
-Cuando rompa en hervor, retirar y colar. Este procedimiento es para quitar toda la amargura.
-Vuelve a colocarlas en la cacerola, agrega agua nueva y mucho azúcar para que se forme un almíbar.
-Llevar a fuego lento nuevamente y dejar que se cocinen por una hora, aproximadamente. El agua debe reducir pero controla que no se evapore todo el líquido o las cascarillas se quemarán. También puedes agregar una pizca de canela o una ramita de vainilla para sumar sabor.
-Una vez finalizada la hora de cocción, puedes dejarlas en su líquido y comerlas en almíbar. O puedes esparcirlas sobre una fuente y llevar a un horno medio hasta que sequen. Luego, puedes bañarlas con chocolate.

7.Combustible para encender el fuego.
Las cáscaras de las frutas cítricas son mucho mejor que el papel para encender fuego. Si estas por realizar una barbacoa, enciende el fuego con naranja ya que, al quemarse, produce menos compuestos químicos contaminantes como la creosota. Además, los aceites esenciales presentes en las cáscaras, permiten que se queme más lento que el papel.

8.Utilízalas como material para tus manualidades.
Si eres fanática de crear, hacer manualidades y realizar tus propios adornos, deja secar las cáscaras de naranja y úsalas en tu próxima creación. Puedes ponerles un peso arriba para que sequen de forma plana. Luego las recortas como un papel. ¡Tus decoraciones ahora tendrán un delicioso aroma!