¿Te ha sucedido alguna vez el hecho de no poder moverte al despertar? Mira a que se debe este extraño fenómeno

Parálisis del sueño: todo sobre este extraño fenómeno

¿Alguna vez te ha pasado el extraño hecho de no poder moverte al despertar? A muchas personas, les sucede que al despertar por la madrugada, sienten que están conscientes pero que no pueden moverse; se sienten totalmente paralizados y además, les acompaña una sensación de temor y ansiedad suprema. ¿Qué es este extraño fenómeno de no poder moverte al despertar, y por qué sucede? Aquí te lo contamos todo.

PARÁLISIS DEL SUEÑO: EL EXTRAÑO FENÓMENO DE NO PODER MOVERTE AL DESPERTAR

En ocasiones, también acompañado de alucinaciones visuales y auditivas, este extraño fenómeno de no poder moverte al despertar, es conocido como “parálisis del sueño”.

no poder moverte al despertar

La parálisis del sueño, es un transtorno que afecta casi al 8% de la población mundial, y que ocurre debido a que el cerebro (por determinados intervalos de tiempo), no permite que nuestros músculos se contraigan, evitándo así cualquier tipo de movimiento o acción.

Es un padecimiento al cual no se le debe temer; si bien es verdad que hablamos de una sensación bastante extraña, estresante y en ocasiones desesperante, la parálisis del sueño es un transtorno sumamente inofensivo, que no durará más de algunos segundos o minutos, en la persona que lo padece.

Es un momento en el cual tu cerebro no responde a ningún tipo de señal activa emitida por tu cuerpo, pero aún así, tu estarás consciente.

Las causas de este extraño padecimiento que involucra el hecho de no poder moverte al despertar, se ven vinculadas al exceso de estrés y al mal descanso.  Es un transtorno que por lo general comienza a manifestarse en la etapa de la adolescencia, y que puede llegar a ser hereditario.

Como lo hemos dicho, este transtorno del sueño no es grave ni mucho menos considerado una enfermedad. Aún así, sabemos que puede tratarse de una sensación bastante incómoda y desesperante, por lo que te recomendamos que si este transtorno llega a ti, intentes contrarrestarlo, intentando apretar tu puño, o bien intentando toser.