, ,

¿Por qué en EE.UU no es obligatorio vacunar a los niños? Infórmate bien antes de hacerlo.

Puede que en tu país sea obligatorio vacunar a los niños, en ese caso piénsalo bien, infórmate y consulta con un especialista cuáles son los posibles riesgos. Algunos estudios indican que no todas las vacunas son seguras y existe una fuerte campaña contra la vacunación infantil.

Las campañas de vacunación, especialmente las que son obligatorias, aseguran una efectividad única. Incluso muchas veces creemos que es la única opción si queremos salvar a nuestros niños de terribles enfermedades. Sin embargo, pocas veces hemos llevado una investigación profunda para conocer qué están inyectando en sus pequeños brazos.

Hasta hace poco tiempo las vacunas no eran cuestionadas y, con total seguridad de sus beneficios, la gente iba a vacunar a los niños confiados de sus propiedades. Sin embargo, desde hace ya un tiempo y debido a una serie de estudios alarmantes, la población está dudando de su efectividad (o al menos de la de algunas de ellas) y exige mayor información de lo que las campañas insisten en darnos.

Hoy te contamos qué estudios comenzaron la señal de alarma y por qué la gente duda si vacunar a los niños resulta tan beneficioso y positivo como nos han hecho creer durante años.

Lee también: “Con estos remedios naturales antigripales ya no necesitarás vacunarte nunca más”.

¡Piénsalo bien antes de vacunar a los niños!

Algunos especialistas consideran que en el último tiempo, la vacunación es un acto de fe. La mayoría de los padres se dirige a vacunar a los niños sin conocer a fondo para qué sirve la vacuna, cómo fue elaborada y cómo fue probada. En algunos países del mundo, como Estados Unidos, no se vacunan a los bebés, ¿por qué sucede esto?

En el último tiempo, numerosos estudios han relacionado a las vacunas con enfermedades graves en nuestros niños. Los movimientos “anti vacunación” se están levantando en varias partes del mundo con numerosos grupos a favor y en contra. Están los que creen que vacunar a los niños es un error, los que lo hacen porque la enfermedad que pueden contraer es peor que otros riesgos y los que sólo se vacunan luego de llevar a cabo una investigación exhaustiva.

Algunas de las investigaciones más controversiales son:

  • En el año 1998 comenzó una campaña “anti vacunación” debido a un estudio realizado por el doctor británico Andrew Wakefield. El mismo se publicó en la revista “The Lancet”. La investigación relacionaba directamente a la vacuna triple viral (la utilizada para combatir el sarampión, parotiditis y rubeola) con el autismo.
  • El jefe del Departamento de Pediatría de la Universidad de Melbourne, doctor Stuart Moyer, afirma que vacunar a los niños a temprana edad aumenta en un 45% las posibilidades de que el niño desarrolle enfermedades como el autismo, alergias y contraiga múltiples infecciones por la carga vírica con la que es bombardeado.
  • Robert Mandelsohn, por otro lado, escribió un libro llamado “Cómo criar un hijo sano a pesar de su doctor” donde se sugiere a las familias increpar al médico y consultarle en qué estudios se basa para recomendar la vacunación infantil y asegurar que no existe riesgo alguno.

Para muchos, el principal riesgo de vacunar a los niños a temprana edad se debe al mercurio utilizado como conservante. El uso de metil-mercurio en la composición se debe a que es un compuesto menos costoso que otros disponibles. Esta sustancia es un poderoso neurotóxico que afecta el desarrollo del cerebro, especialmente durante su crecimiento.

En muchos países se debe seguir un plan vacunatorio obligatorio. Si bien puede que no tengas opción, es importante que averigües y entiendas por qué se debe vacunar al niño, a qué edad sería la adecuada y qué riesgos corre.