Prepara esta torta de zanahoria sin cocción, ideal para prevenir el cáncer y la inflamación.

La torta de zanahoria sin cocción es ideal para aquellos fanáticos de las preparaciones dulces, ya que además de ser deliciosa, es súper saludable y nutritiva. Puede ser preparada en cuestión de minutos, lo que la convierte en una excelente opción para aperitivos, postres, bocadillos de media tarde, etc.

Los pasteles o tortas de zanahorias son muy populares por la facilidad de la preparación y suelen ser la mejor opción cuando deseamos realizar comidas veganas o si deseamos abandonar las harinas refinadas (aunque también existen recetas con ellas, son las menos frecuentes). Incluso quizás hayas saboreado alguna vez los muffins de zanahoria. Esta hortaliza está repleta de antioxidantes que ayudan a prevenir el cáncer y ciertas enfermedades crónicas. Además es excelente para la visión y la salud de la piel.

En esta oportunidad te contaremos cómo realizar una torta de zanahoria sin cocción, en pocos minutos y agregándole lo que más te guste. Conseguirás un preparado húmedo, crujiente y muy sabroso. Incluso puedes jugar con los sabores y realizar una variedad dulce y otra salada.

Con este bocadillo podrás combatir los antojos o la ansiedad mientras realizas una dieta, ya que no aporta gran cantidad de calorías (aunque esto dependerá de los ingredientes que utilices). ¡Es un preparado muy versátil, anímate a diferentes combinaciones!

¿Cómo realizar la torta de zanahoria sin cocción?

OPCIÓN DULCE

Ingredientes:

  • 500 gr de zanahorias.
  • 150 gr de coco rallado.
  • 1 cucharada de mantequilla o margarina.
  • 100 gr de azúcar mascabo (también se puede utilizar miel).
  • 1 puñado de almendras, nueces, avellanas, etc.
  • avena, cantidad necesaria.

Preparación:

1. En primer lugar, lava y pela muy bien todas las zanahorias. Luego, deberás rallarlas finamente. También puedes procesarla hasta formar una pasta. Recuerda que, al no llevar ningún tipo de cocción, esta hortaliza es crujiente. Esta torta de zanahoria sin cocción te permite jugar con las texturas y los sabores a tu antojo, según tu preferencia. Si deseas suavizar un poco el gusto, puedes hervir previamente las zanahorias. Luego procesarlas hasta formar una crema homogénea.

2. Pica finamente todos los frutos secos.

3. Mezcla la pasta de zanahorias con los frutos secos, el coco rallado y el azúcar. Agrega la mantequilla, la cual deberá tener una consistencia pomada o crema. Si necesitas espesar, puedes agregar avena hasta que obtengas la consistencia deseada. Mezcla bien hasta obtener una pasta homogénea.

4. Lleva la preparación a un molde de tortas desmontable. También puedes rellenar pirotines para bocadillos individuales. Deja refrigerar por 1 o 2 horas, dependiendo de la potencia del refrigerador, y listo!

OPCIÓN SALADA.

1. Para realizar bocadillos salados, en forma de canapé, mezcla la pasta de zanahorias con queso crema hasta obtener un preparado homogéneo.

2. Luego, agrega sal y puedes espesar con un poco de avena. Otra opción es picar maní y almendras saladas. Rellena pirotines con el preparado.

3. Si deseas utilizar esta masa como base, por encima puedes cortar una fina rebanada de aguacate y medio tomate cherry. O realiza una crema con queso blanco y ciboulette, y decora sobre la masa. O una pequeña lámina de jamón crudo para opciones menos saludables, aunque muy deliciosas.

A la hora de realizar esta torta de zanahoria sin cocción, deberás dejar volar tu imaginación para acompañarla de la mejor manera.