, ,

Prepara estos deliciosos caramelos de polen para combatir la fatiga y la inflamación.

Estos caramelos de polen combinan excelentes propiedades para la salud. Además de nutritivos, son un excelente tratamiento preventivo de numerosas enfermedades y ayuda a combatir tantas otras como la fatiga, la inflamación, la debilidad, etc. El polen es uno de los mejores alimentos que existe, por lo que es muy importante sumarlo a nuestra dieta cotidiana.

¿Qué es el polen?

El polen es un polvo presente en las flores que contiene los espermatófitos, es decir la estructura masculina de la planta, esencial para la germinación. Cuando las abejas vuelan de flor en flor, su cuerpo se cubre de este polen, el cual se transfiere a la siguiente planta. Si esto ocurre, se denomina polinización y es un proceso indispensable para la proliferación de ciertas especies vegetales.

Para recolectar el polen, las abejas se posan sobre la flor y utilizan su mandíbula y patas delanteras para raspar los estambres de la flor. Una vez que el polen se suelta y se adhiere a su cuerpo, con sus patas se lo cepillan y lo guardan en pequeñas áreas cóncavas situadas en la parte externa de la tibia. Estas áreas tienen forma de cestas donde el polen se acumula y forma gránulos dorados que luego son transportados a la colmena.

Estos gránulos dorados de polen son alimento para las abejas jóvenes y un ingrediente indispensable a la hora de elaborar la miel. No existe un alimento más completo: el 40% de su composición son proteínas, mientras que el 60% restante contiene casi todos los nutrientes que el humano necesita. En resumen, el polen posee calcio, caroteno, cobre, sodio, hierro, esteroles, vitaminas del complejo B, vitamina C, ácidos grasos esenciales, potasio, magnesio y enzimas, entre otros.

Es un ingrediente sumamente recomendable para combatir la depresión, la fatiga, la debilidad, es anticancerígeno y un estimulante natural del sistema inmunológico. Incluso algunos estudios afirman que el consumo regular de polen estimula la actividad ovárica, siendo un gran tratamiento contra la infertilidad. Es antibiótico, antiviral, antioxidante, antiséptico, antifúngico y antiinflamatorio, compartiendo estas propiedades con la miel.

¿Cómo preparar caramelos de polen?

Ingredientes:

  • 1/2 taza de polen de abejas.
  • 2 cucharadas de cacao en polvo.
  • 2 cucharadas de agua.
  • 3 cucharadas de miel.
  • 1/2 taza de copos de avena.
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla.
  • 1/2 taza de mantequilla de almendras.
  • 1/2 taza de tahini (pasta de sésamo).
  • 1 cucharadita de nuez moscada en polvo.
  • 1 cucharadita de cardamomo.
  • coco rallado, cantidad necesaria.

Preparación:

1. En un bol grande, comienza los caramelos de polen mezclando el cacao, el agua y el polen hasta formar una masa.

2. Agrega la miel y mezcla bien para integrarla correctamente.

3. Añade el resto de los ingredientes, menos el coco rallado. Quizás te convenga utilizar las manos para amasar la mezcla y que se forme un preparado homogéneo.

4. Con las manos, forma pequeñas bolas del tamaño de un bocado. Luego, pasa el caramelo por coco rallado para finalizar.

5. Llévalos a la nevera por 1 hora.

¡TIP!: A la hora de armar los caramelos, humedece tus manos para lograr la esfera más rápido y evitas que se pegue en tus manos.

¡ADVERTENCIA! Antes de comer los caramelos de polen, asegúrate no ser alérgico a este alimento.