,

Prepara tus propios caramelos medicinales, en casa.

Si estás familiarizado con la realización de remedios naturales caseros, esta idea te parecerá genial. Preparar tus propios caramelos medicinales es una excelente opción cuando una enfermedad aparece repentinamente, o para que los más pequeños puedan aprovechar las propiedades de la medicina natural.

Existe un sinfín de recetas y combinaciones sumamente beneficiosas para la salud. Ten el valor de mezclar y preparar tus propios remedios, según la experiencia que tengas. Hoy te dejamos las recetas más conocidas y fáciles de realizar, ¡pero anímate a más!

Algunos consejos previos.

    • Antes de preparar tus propios caramelos de hierbas naturales, te aconsejamos experimentar con ellas en otras preparaciones. Bebe una infusión, agrégala a tus comidas o saboréala como más te guste. La idea es que puedas identificar su sabor y aroma y conozcas los efectos en tu organismo. Así, luego podrás realizar unos dulces sumamente deliciosos.
    • Puedes utilizar hierbas frescas o disecadas. Ten presente que para que los caramelos conserven las propiedades y tengan el sabor particular de cada hierba, necesitarás grandes cantidades de ellas. La mejor opción es machacarlas o picarlas y preparar infusiones súper concentradas.
    • Intenta conseguir hierbas orgánicas para evitar los aditivos químicos y las sustancias tóxicas. Cuando puedas, y si tienes el espacio físico, realiza tu propia pequeña huerta de hierbas para garantizar la calidad y el origen de los productos que realizarás con ellas.
    • El caramelo caliente posee temperaturas muy elevadas, debes ser muy cuidadoso al manipularlo. Procura mantener los niños alejados.

Recetas de caramelos medicinales y naturales, caseros.

Caramelos de salvia para aliviar los dolores de garganta.

Caramelos de salvia para el dolor de garganta

Ingredientes:

  • 10 ramitas de salvia fresca o 5 gr de salvia disecada.
  • 100 gr de azúcar mascabado.

Preparación:

  • Lava bien las hojas de salvia, procura no romperlas en el proceso. Luego envuélvelas en papel de cocina para secarlas. Si tienes salvia seca, no es necesario lavarlas.
  • Separa las hojas de los tallos y pícalas tan pequeñas como puedas. O machaca en un mortero la salvia seca.
  • En una cacerola pequeña, coloca el azúcar a fuego lento para que se derrita. Revuelve constantemente con una cuchara de madera para que el calor llegue de forma pareja. Una vez que el azúcar tome un color levemente dorado, agrega la salvia.
  • Revuelve bien para que se integre y retírala del fuego. Las sustancias que la salvia despida en este proceso, hará que la preparación salpique y burbujee. Ten mucho cuidado mientras revuelves.
  • Cubre, con papel encerado, una fuente de horno o bandeja amplia.
  • Toma un poco de la preparación con la cuchara de madera y deja caer gotas del tamaño de un caramelo, sobre el papel. Si prefieres moldearlo tú, espere a que enfríe un poco y podrás amasar el caramelo.

Conserva tus caramelos en un recipiente hermético, por hasta un año. Cuando tengas dolores de garganta disuelve algunos de ellos, dentro de tu boca, durante todo el día para sentir alivio.

Caramelos de jengibre para aliviar las molestias estomacales.

Caramelos de jengibre para los malestares estomacales

Ingredientes:

  • 2 tazas de agua pura.
  • ¼ taza de jengibre fresco rallado.
  • ¾ taza de azúcar orgánico o mascabado.
  • ¼ taza de miel pura de abejas.
  • Aceite de coco, cantidad necesaria.

Preparación:

  • Para calcular el jengibre, rállalo y aplástalo con una cuchara hasta completar el cuarto de taza.
  • En una cacerola vierte el agua junto con el jengibre rallado. Lleva a fuego lento, hasta que el agua reduzca su volumen por la mitad. Esto sucederá a los 30 minutos, aproximadamente.
  • Cuela la preparación y conserva el líquido.
  • Unta una bandeja pequeña con aceite de coco. Fórrala con un papel encerado y úntalo con aceite de coco por encima.
  • En una cacerola, vierte el agua de jengibre, junto con el azúcar y la miel. Llévala a fuego fuerte. La preparación estará lista cuando tome una tonalidad dorada suave (ni amarilla, ni dorado intenso). Si tienes un termómetro de cocina, el caramelo estará listo a los 148º C. Si no lo tienes, te dejamos un truco: Deja caer una gota de caramelo en un vaso de agua bien fría (sin hielo). Al estar en contacto con el agua, la gota formará una bolita rígida. Tómala entre tus dedos y debes sentirla firme pero moldeable, la podrás amasar. Ése es el punto justo.
  • Cuando esté listo, vierte el caramelo sobre la pequeña bandeja (17 cm por 10 cm es un buen tamaño). Deja reposar por 30 minutos. Luego voltea la bandeja sobre tu mesada de trabajo y quita el papel encerado. Te quedará un bloque de caramelo relativamente blando.
  • Unta un cuchillo con aceite de coco y corta el caramelo en pequeños cubos. Si no pudiste desmoldar el caramelo del papel encerado, córtalos con una cuchara.

Conserva tus caramelos por seis semanas en un recipiente hermético o hasta tres meses dentro del refrigerador. Consume estos caramelos luego de cada comida para mejorar la digestión. También funcionan muy bien para personas que padecen de náuseas o mareos durante un viaje en automóvil.

Caramelos de infusiones de hierbas.

Caramelos de infusiones de hierbas.

1. Para la tos:

Lee también: “Remedios caseros y naturales para acabar con la tos”

Ingredientes:

  • 1 cucharada de tomillo.
  • 1 cucharada de eucalipto.
  • 1 cucharada de salvia.
  • 1 cucharada de jengibre fresco.
  • 1 cucharada de romero.
  • ½ taza de azúcar mascabado.
  • 1/3 taza de jarabe de maíz.
  • 1 taza de agua pura.

2. Para fortalecer el sistema inmunológico:

Lee también: “Ayunar durante tres días regenera completamente el sistema inmunológico”

Ingredientes:

  • 1 cucharada de equinácea.
  • 1 cucharada de eucalipto.
  • 1 cucharada de jengibre fresco.
  • ½ taza de azúcar mascabado.
  • 1/3 taza de jarabe de maíz.
  • 1 taza de agua pura.

3. Para aliviar problemas digestivos.

Ingredientes:

  • 1 cucharada de manzanilla.
  • 1 cucharada de hierba buena.
  • 1 cucharada de hinojo.
  • 1 cucharada de diente de león.
  • 1 cucharada de jengibre fresco.
  • ½ taza de azúcar mascabado.
  • 1/3 taza de jarabe de maíz.
  • 1 taza de agua pura.

Preparación:

  • Coloca el agua en una cacerola y llévala a fuego fuerte. Cuando rompa en hervor, vierte todas las hierbas, baja el fuego y deja cocinando por 10 minutos más.
  • Retira del fuego y deja reposar por 5 minutos.
  • Filtra la preparación. A la infusión, agrégale el azúcar y el jarabe de maíz. Luego llévalos a fuego lento para que el azúcar se disuelva bien.
  • Cuando notes que la preparación está comenzando a cristalizarse (no debe estar completamente sólida), retira del fuego.
  • En una bandeja untada con aceite de coco, distribuye la preparación ayudándote con una cuchara. También puedes formar una placa grande de caramelo y romperla antes de que solidifique por completo; o usa moldes para caramelos.

infusiones de hierbas

Lee también: “4 hierbas ideales para combatir el dolor generado por la artritis”