,

Preparado antigripal de cebolla y ajo: ¡Una sopa natural y muy saludable!

Esta sopa antigripal de cebolla y ajo resulta, desde la antigüedad, uno de los remedios naturales más efectivos. Ambos ingredientes con excelentes propiedades antibacteriales ayudan a mejorar los síntomas gripales en muy pocos días.

Tanto el ajo como la cebolla son ingredientes muy utilizados dentro de la medicina natural por poseer propiedades curativas incomparables con otros alimentos. En el Ayúrveda como en la medicina tradicional china, y desde hace siglos, la cebolla es reconocida y consumida por su poder antiinflamatorio y descongestivo. Ya los antiguos griegos conocían sus propiedades al frotarla sobre sus músculos para aliviar el dolor y los calambres. Incluso los indígenas americanos la utilizaban como antigripal y para curar los resfriados.

La Organización Mundial de la Salud ha reconocido las propiedades de estos ingredientes para combatir la influenza, la tos, resfriados, congestión, bronquitis, infecciones respiratorias, etc. Existe una sopa muy especial, reconocida durante siglos por sus beneficios, que podemos realizar en nuestro hogar. Un preparado antigripal de cebolla y ajo muy sencillo, delicioso y, sobre todo, con excelentes propiedades curativas. ¡Aquí te contamos la receta!

Lee también: “Coloca un algodón en el ombligo y lograrás tratar la gripe, los dolores abdominales, la tos y los síntomas premenstruales”.

¿Cuáles son las propiedades del ajo?

Para conocer por qué este remedio antigripal de cebolla y ajo es tan especial, debemos analizar sus ingredientes. El ajo es reconocido por ser:

  • un poderoso antibiótico natural.
  • antiinflamatorio.
  • ayuda a tratar problemas del tracto gastrointestinal: colitis, diarreas, distensión abdominal, acidez, etc.
  • mejora la condición de la artritis.
  • antibacterial.
  • ayuda a regular los niveles de glucosa en sangre.
  • depura y ayuda a desintoxicar el organismo.
  • es un remedio natural para tratar enfermedades hepáticas.
  • antiséptico.
  • ayuda a mejorar las infecciones respiratorias.
  • expectorante.
  • regula la presión arterial.

¿Cuáles son las propiedades de la cebolla?

Esta sopa antigripal de cebolla y ajo, también cuenta con las siguientes propiedades que le brinda la cebolla:

  • es eficaz para combatir la influenza.
  • depura el cuerpo y ayuda a eliminar toxinas.
  • ayuda a eliminar parásitos.
  • es antiinflamatoria.
  • es un antibiótico natural.
  • regula los niveles de azúcar en sangre.
  • es un anticoagulante natural.
  • regula la presión arterial.
  • ayuda a la digestión de los alimentos.
Lee también: “Con estos remedios naturales antigripales ya no necesitarás vacunarte nunca más”.

Sopa antigripal de cebolla y ajo.

Para preparar este excelente remedio antigripal de cebolla y ajo necesitarás:

  • 1 cebolla grande.
  • 1 cabeza de ajo pequeña.
  • 1 papa grande.
  • 3 ramitas de perejil.
  • hojas de laurel a gusto.
  • orégano a gusto.
  • 1 trozo de jengibre.
  • 2 cucharadas de aceite de oliva.
  • 700 ml de agua pura.

¿Cómo preparar esta sopa antigripal de cebolla y ajo?

  • Corta las cebollas en juliana (bastones finos) y el ajo en láminas finas.
  • Ralla la papa y el jengibre.
  • Coloca el aceite de oliva en una cacerola y agrega los vegetales que acabas de cortar. Rehógalos brevemente.
  • Añade el agua y condimenta con laurel y orégano. También puedes agregar una pequeña rama de puerro picado y una pizca de sal marina.
  • Deja cocinar por 20 minutos aproximadamente.
  • Apaga el fuego, agrega el perejil picado finamente y deja reposar.

Para curar y eliminar la influenza, consume esta sopa antigripal de cebolla y ajo una vez al día como mínimo, diariamente hasta que notes una mejoría en los síntomas.