,

Preparados con plantas para regular la tiroides y cuidar su funcionamiento.

Aprovechar las propiedades de las plantas para regular la tiroides de forma natural, es una idea maravillosa que te alejará de los medicamentos sintéticos. Prueba alguno de estos 4 preparados caseros y disfruta de una tiroides sana.

La pequeña glándula tiroidea está situada en el cuello y es la encargada de regular muchas funciones en el organismo: Además de segregar las hormonas tiroideas, regula el metabolismo, sintetiza proteínas y ayuda en la oxigenación celular. Las mujeres son más propensas a sufrir algún tipo de irregularidad en las funciones tiroideas, como hipertiroidismo (la función glandular está acelerada) o hipotiroidismo (cuando existe una disminución en su actividad normal).

El tratamiento siempre aconsejado es el consumo de fármacos de manera crónica, es decir a diario. De esa forma se suplantan y regulan los niveles hormonales. Sin embargo, también hay hierbas medicinales que pueden ayudarte a regularla. Estos preparados a base de plantas para regular la tiroides son las mejores opciones.

Lee también: “Descubre los signos de alerta de un posible cáncer de tiroides en las mujeres”.

4 recetas a base de plantas para regular la tiroides.

Desde la Medicina Natural creemos que la alimentación juega un papel importantísimo a la hora de mejorar nuestro estado de salud. A su vez, la naturaleza nos provee de todos los medicamentos que necesitamos para subsistir. Por este motivo, existen muchas propiedades herbarias que desconocemos pero funcionan perfectamente a la hora de regular y cuidar la glándula tiroides.

1. Hierba de San Juan (Hipérico).

En cualquier herbolario o tienda naturista podrás encontrar estas plantas para regular la tiroides. La hierba de San Juan también es un excelente antidepresivo natural muy poderoso. Por ello se aprovechan sus propiedades para tratar el decaimiento, el cansancio o la fatiga, síntomas propios del hipotiroidismo.

Preparar una infusión de hierba de San Juan agregando 3 gr de la plata disecada (o del preparado que suelen vender en herbolarios) a 200 ml de agua hirviendo. Dejar reposar por 5 minutos y luego filtrar.

  • Bebe en ayunas, 20 minutos antes del desayuno normal.

2. Infusión de cayena.

La cayena es un estimulante metabólico muy conocido en la medicina natural, por eso se la utiliza en casi todas las dietas adelgazantes. Consumir este té pondrá en marcha el metabolismo y lograrás una termogénesis que ayuda al funcionamiento tiroideo:

Prepara un té agregando 1 gr de cayena en polvo, dentro de 200 ml de agua hirviendo. Baja el fuego, agrega una cucharada de miel y deja que infusione por 10 minutos. Apaga el fuego y deja reposar por 10 minutos.

  • Bebe dos veces al día, antes del almuerzo y antes de la cena.
Lee también: “Té milagroso para eliminar problemas de tiroides sin tomar pastillas”

3. Agua de pepinos.

Este preparado a base de plantas para regular la tiroides, posee muchas propiedades. A pesar de contener principalmente pepino, también aprovecha los beneficios del jengibre y la espirulina.

Ingredientes:

  • 1/2 cucharada de jengibre rallado.
  • 1 cucharada de menta, poleo o hierbabuena.
  • 1/2 pepino fresco.
  • 2 gr de espirulina
  • 1 litro de agua.
  • stevia a gusto.

Preparación:

  • Para comenzar este tratamiento de plantas para regular la tiroides, deberás licuar o procesar el pepino. Resérvalo.
  • Coloca 200 ml de agua al fuego. Agrégale el jengibre y la menta para que infusionen. Deja cocinar hasta que hierva, luego espera 5 minutos para entibiar.
  • En una jarra vierte el agua restante, el pepino licuado, la infusión de jengibre y menta, la espirulina y endulza con stevia. Mezcla muy bien y conserva en el refrigerador.
  • Bebe a lo largo de todo el día, 3 veces a la semana.

4. Jugo de rábano.

Este preparado de plantas para regular la tiroides funciona perfectamente para el hipertiroidismo. Otras hierbas, como la amapola californiana, son utilizadas en estos tratamientos pero suelen despertar reacciones adversas. Te aconsejamos consultar con un especialista naturista de confianza. Nosotros, te dejamos esta receta que no tiene efectos secundarios:

Ingredientes:

  • 2 rábanos.
  • 1/2 limón.
  • 250 ml de agua.

Preparación:

  • Limpia muy bien los rábanos y licúalos para obtener el zumo.
  • En una botella, mézclalo con el zumo del medio limón y el agua.
  • Agita muy bien. Puedes endulzar con un poco de stevia si lo deseas, aunque el sabor del rábano es magnífico.
  • Bebe todos los días en ayunas, durante una semana. Descansa los 7 días siguientes y luego vuelve a empezar.