,

¡INCREÍBLE! Crean un preservativo que cambia de color al entrar en contacto con enfermedades de transmisión sexual.

El preservativo que cambia de color es capaz de advertir a las personas sobre la presencia de alguna enfermedad de transmisión sexual. El mismo fue creado por adolescentes como proyecto de su colegio. Llega para revolucionar el mercado de condones y varias marcas conocidas serán las encargadas de ponerlos a la venta.

¿Cómo se creó el preservativo que cambia de color?

Tres alumnos de la Academia Isaac Newton de Ilford, Reino Unido fueron los encargados de crear este proyecto que revolucionará al mundo. Los adolescentes tienen 14 años de edad y se llaman: Daanyaal Ali, Muaz Nawaz y Chirag Shah. El nombre real del producto es “S.T. EYE”, aunque comenzó a ser llamado popularmente como el “preservativo semáforo”.

El producto cambia de color si el usuario posee alguna ETS (Enfermedad de Transmisión Sexual). Cada tonalidad dependerá del tipo de bacteria o virus que sea detectado. Ali expresa al respecto:

“S.T. EYE fue desarrollado como una nueva forma de detectar enfermedades sexuales. Nos propusimos crear algo que ayude a las generaciones futuras y que permita a la gente estar más segura. De esta manera, los usuarios puede accionar de manera inmediata en la intimidad de sus hogares. Es una forma de evitar procedimientos aterradores de detección que se llevan a cabo en los consultorios médicos”.

El preservativo que cambia de color fue presentado en la feria TeenTechAwards. Los adolescentes ganaron el primer premio que consistía en un viaje al Palacio de Buckingham y 1000 libras esterlinas.

¿Cómo funciona el preservativo conocido como “semáforo”?

Como su nombre lo indica, las enfermedades de transmisión sexual son afecciones que se contagian de persona a persona a través de las relaciones sexuales. Muchas de ellas no presentan síntomas claros por lo que a veces se desconoce su padecimiento.

Para saber si poseemos alguna enfermedad de transmisión sexual, debemos realizarnos algunos análisis clínicos. Los más comunes son las pruebas de sangre, examen físico de genitales, muestras de orina, de tejidos o de secreción.

Desconocer si padecemos una enfermedad sexual puede poner en riesgo no sólo nuestra salud, sino también la de nuestra pareja. Una forma de cuidarnos y cuidar al otro es realizarnos estas pruebas ante cualquier duda. Una buena forma de prevenir esto es tener sexo con protección. Tanto el condón, como el diafragma en mujeres, sirven para esto.

El preservativo que cambia de color llega con una doble función. Además de prevenir el contagio de enfermedades y evitar la concepción, es capaz de detectar alguna enfermedad en el usuario. Posee ciertas moléculas capaces de identificarlas y que cambian de color ante la presencia de cada una de ellas.

El color verde se activa ante la clamidia, el amarillo si hay herpes, el azul para la sífilis y el violeta para el HPV (Virus del Papiloma Humano).

El proyecto fue probado, estudiado y evaluado por importantes especialistas. Según los organizadores de la feria, varias marcas de condones prestigiosas se pusieron en contacto con los adolescentes. Interesadas en largar estos preservativos al mercado ya se encuentran evaluando prototipos