, ,

Presta mucha atención a estas 5 señales de daño renal.

Atender los mensajes que nos envía el cuerpo y advertir posibles señales de daño renal nos ayudará a prevenir enfermedades crónicas futuras, a la vez que tomamos las medidas necesarias para fortalecer la salud de estos órganos vitales. Existen algunos signos tempranos que jamás deben ser ignorados.

Los riñones se encargan de filtrar la sangre, absorber el agua y reabsorber sales e iones para luego producir la orina. Tienen forma de habichuela, el tamaño de un puño, se ubican a cada costado del cuerpo y son los órganos más importantes de todo el sistema urinario.

Cuando se encuentran expuestos por mucho tiempo a un gran número de toxinas, las funciones renales pueden verse comprometidas. Una mala alimentación, una hidratación deficiente, el accionar del medio ambiente o el consumo excesivo de medicamentos suelen ser los factores principales que perjudican directamente la salud renal.

El cuerpo nos envía permanentes mensajes a los que debemos estar muy atentos si queremos conocer el estado real de nuestra salud. En esta oportunidad les contaremos las principales señales de daño renal que suelen aparecer de forma temprana. ¡Jamás las ignores!.

Lee también: “12 hábitos comunes que dañan tus riñones”.

5 señales de daño renal que te envía el cuerpo.

Reconocer las señales de daño renal te permitirá buscar ayuda a tiempo y encontrar el tratamiento adecuado para tu condición. Además, reconocer los síntomas de una enfermedad que afecta a los riñones es indispensable para prevenir complicaciones futuras.

1. Dolores o ardores de espalda.

Principalmente en la zona baja, cercana a la cintura, podrás experimentar una de las señales de daño renal más frecuentes: el dolor de espalda. Puedes notar que se agrava sólo de un lado, mientras que al otro costado no sufres ningún cambio. Esto ocurre principalmente por una sobrecarga en el órgano.

Experimentarás estos ardores a la mañana, al despertar, y durante la madrugada mientras duermes. También puede ocurrir al momento de orinar, donde sentirás molestias y un poco de dificultad al expulsar la orina. Una vez que el líquido salga, sentirás una sensación de alivio.

2. Erupciones, picazón, descamación.

Como mencionábamos, los riñones se encargan de filtrar la sangre y eliminar las toxinas a través de la orina. Cuando este proceso falla, comienzan las señales de daño renal donde los desechos tienden a acumularse en la sangre y afectan en primer lugar la salud cutánea. Así, pueden comenzar erupciones o sarpullidos.

3. Cambios en la orina.

Los cambios en la orina son claras señales de daño renal. Puedes notar que:

  • La orina contiene una espuma densa y consistente.
  • Tienes dificultades para expulsarla.
  • Micciones más frecuentes durante la noche.
  • Puedes notar la orina más oscura o rojiza por presencia de sangre.
  • Orinas menos veces y expulsas una orina muy concentrada y color oscuro.

4. Hinchazón y retención de líquidos.

Si los riñones fallan en sus funciones, el organismo tiende a retener líquido, lo que deriva en una inflamación general del cuerpo. Ese exceso de líquido acumulado puede inflamar los pies, la cara, manos y dar sensación de pesadez a las piernas.

5. Debilidad y fatiga crónica.

Además de lo ya mencionado, los riñones también son los encargados de segregar una hormona denominada eritropoyetina. La eritropoyetina es la encargada de ayudar en la producción de glóbulos rojos, los encargados de transportar oxígeno a la sangre. Cuando ocurre una disfunción renal, la hormona se segrega a niveles menores y el cuerpo carece de oxigenación, como consecuencia. Cuando las células reciben menos oxígeno que lo indicado, el cuerpo se siente fatigado y débil.

Lee también: “Elimina para siempre las piedras de los riñones sin cirugía”.

No dudes en consultar con un especialista de confianza, el cual te realizará algunos exámenes físicos, de orina y sangre para conocer la situación real y descartar diagnósticos equivocados.