,

Cómo prevenir el glaucoma de manera natural. ¡TEN EN CUENTA TU ALIMENTACIÓN Y ESTOS CUIDADOS IMPORTANTES!

Cómo prevenir el glaucoma de manera natural

Aunque creas lo contrario, prevenir el glaucoma es posible. Ten en cuenta esta información importante, presta mucha atención a tu alimentación, mantén una correcta higiene visual y cuida tus hábitos. Los ojos necesitan de muchos cuidados, como cualquier parte del cuerpo. Todo lo que necesitas saber, te lo contamos a continuación…

¿Qué es el glaucoma?

El glaucoma no es un problema solo, sino un grupo de problemas oculares capaz de perjudicar el nervio óptico. El nervio óptico es un nervio sensitivo encargado de enviar toda la información visual desde la retina hacia el cerebro. Generalmente, ese daño en el nervio es causado por un aumento en la presión del ojo, denominada presión intraocular. Si el glaucoma no es controlado a tiempo, puede provocar una ceguera permanente.

Esta enfermedad se divide en cuatro tipos principales: glaucoma de ángulo abierto, de ángulo cerrado, congénito y secundario. La parte delantera del ojo contiene un líquido que se denomina humor acuoso, el cual es producido por el iris. Cualquier problema que retrase el flujo de ese líquido, provoca presión en el ojo y da origen al glaucoma. Es decir, el humor acuoso segregado en la parte trasera del ojo, no puede irrigarse hacia adelante y origina presión.

Alimentos para prevenir el glaucoma.

Si aún no padeces esta enfermedad pero corres riesgos, la alimentación puede ayudarte a prevenir el glaucoma. Según los especialistas, realizar algunos cambios en tus hábitos alimenticios resulta un gran tratamiento. En el siguiente listado, encontrarás alimentos que evitan la presión ocular:

  • Aceite de germen de trigo.
  • yema de huevo.
  • té verde.
  • espinacas.
  • carnes rojas magras.
  • mariscos.
  • aceitunas u olivas verdes.
  • cacahuates.
  • bayas.
  • tomates.
  • alimentos ricos en vitamina C como naranjas, mandarinas, kiwis, etc.
  • coliflor.
  • calabacines.
  • leches vegetales.
  • maíz
  • col rizada.
  • brócoli.
  • frutos secos.
  • repollo.
  • pepinos.
  • cereales inegrales.
  • pimientos.
  • semillas.
  • hígado.
  • toronjas.
  • albaricoques.
  • quesos magros.
  • soja.
  • ostras.

Consejos para prevenir el glaucoma.

En tu día a día puedes realizar algunas modificaciones en tu rutina cotidiana que te ayudarán a mejorar tu calidad de vida y prevenir el glaucoma.

1. Practica ejercicios regularmente para fortalecer tu cuerpo. Con 30 minutos diarios es suficiente. Además, es necesario controlar los niveles de estrés. También puedes practicar yoga, meditación o deportes como natación que relajen el cuerpo y despejen tu mente.

2. Evita realizar actividades o trabajos extremadamente cansadores para ti.

3. Utiliza siempre gafas de sol de buena calidad que te protejan de los rayos UV.

4. Realiza tus controles oftalmológicos de manera regular. Una vez al año es suficiente si no presentas problemas. De lo contrario, cada 6 meses deberás visitar a un especialista.

5. No abuses de los medicamentos, no consumas drogas, cigarrillo y modera el consumo de alcohol.

6. Restringe también la cafeína que ingieres. Lo mismo sucede con los azúcares refinados.

7. Lleva una alimentación rica en antioxidantes y vitaminas A y C. Muchas frutas y verduras tienen efectos depurativos: uvas, naranjas, piñas, fresas, arándanos, zanahorias, hinojo, etc.

8. Consume clorofila, algas como la espirulina, alfalfa y brotes para aumentar el nivel de antioxidantes.

9. Procura descansar bien y conseguir buena calidad de sueño.

10. Las terapias alternativas suelen ayudar a liberar tensiones de todo el cuerpo, incluidos los ojos. Prueba con acupuntura, reflexología, reiki, etc.

11. Cada hora, retira los ojos de la pantalla por algunos minutos. Esto ayudará a que descansen. Ciérralos, mira por la ventana, enfoca algo alejado, etc.