,

Prueba estos 5 baños vaginales caseros para combatir infecciones y acabar con el mal olor.

Si encontramos los ingredientes adecuados, podemos realizar baños vaginales caseros que no dañen el pH íntimo, ni la flora interna. Con estos sencillos trucos y un apoyo ginecológico adecuado, puedes acabar con el mal olor e incluso combatir microorganismos causantes de infecciones.

En la actualidad, puedes encontrar numerosos geles de ducha de venta libre que ayudan a combatir o disimular el mal olor vaginal. Estos productos suelen estar elaborados con numerosos productos químicos que deben ser interrumpidos en su uso para no afectar la salud íntima. Por este motivo, siempre son mejores los baños vaginales caseros, completamente naturales que, además de sus excelentes resultados, suelen no tener contraindicaciones.

5 baños vaginales caseros para acabar con las infecciones.

Antes de realizar baños vaginales caseros, te recomendamos consultar con un médico para llegar a un diagnóstico certero. Muchas infecciones necesitan de antibióticos urgentemente para no afectar tu salud. Por otro lado, ten presente también que la vagina cuenta con sus propios mecanismos de “auto limpieza” por lo que suele mejorar cualquier condición por sí sola.

El problema reside cuando existe mal olor sin razón aparente o cuando el pH de la vagina se altera, lo que alterará también la flora bacteriana que la protege de ciertas infecciones. En este caso, puedes tener en cuenta estas opciones:

GEL DE ALOE VERA.

El gel de aloe es un excelente regenerador celular por lo que se aconseja cuando existe un daño en las paredes de la vagina. Se prepara de manera muy sencilla: Utiliza las hojas más cercanas al suelo (son las más maduras y las que más cantidad de gel poseen). Córtalas, retírales las espinas y la corteza verde. Obtén su gel y colócalo en un recipiente. Dilúyelo con un poco de agua tibia. Lávate la vulva y la parte externa de la vagina con el preparado y enjuaga con abundante agua.

YOGURT.

El yogurt es excelente para restablecer la flora bacteriana de la vagina y ayudarla a combatir microorganismos patógenos. Es uno de los baños vaginales caseros más populares y el de mejor resultados, en menor tiempo. Lava la vagina con un poco de yogur natural y deja actuar. La vagina irá expulsándolo poco a poco (utiliza protectores diarios).

VINAGRE DE SIDRA DE MANZANA.

Mezcla una cucharadita de vinagre de sidra de manzana, en 250 ml de agua tibia y realiza el baño vaginal. Es excelente para acabar con la infección por Cándida.

HOJAS DE LIMÓN.

Las hojas de limón contienen una sustancia llamada limoneno que favorece la desintoxicación de cualquier parte del cuerpo, es antimicrobiana y genera un ambiente hostil para el desarrollo de cualquier microorganismo. Además de limpiar la vagina en profundidad, le aporta frescura y un aroma suave, a la vez que mantiene el correcto pH.

Hierve un puñado de hojas de limón en medio litro de agua, durante 10 minutos. Una vez realizada la infusión, filtra y deja entibiar. Luego realiza el baño vaginal.

VINAGRE BLANCO.

Mezcla una cucharadita de vinagre blanco, en un vaso de agua tibia. Vierte dentro de la vagina y luego enjuaga con abundante agua. Se recomienda si existen erupciones íntimas o picazón.