,

Puedes reducir el colesterol sin fármacos…¡Y sólo con 1 ingrediente poderoso!

Existen múltiples formas de reducir el colesterol sin fármacos, sin embargo hoy conoceremos la manera más sencilla y económica, ya que es sólo un ingrediente muy poderoso. El ajo es conocido mundialmente por sus excelentes propiedades curativas, formando parte de la medicina tradicional de muchas culturas. 

El ajo se ha conocido por ser un ingrediente sumamente beneficioso, especialmente por sus propiedades anticancerígenas. Además, la tradición tibetana lo considera un excelente desintoxicante natural que ayuda a combatir la obesidad y el sobrepeso, debido a que acelera el metabolismo. Por último, se ha descubierto que es un antioxidante muy recomendable, al igual que los arándanos o el té verde.

Como si esto fuera poco, el ajo también nos ayuda a reducir el colesterol sin fármacos. Cuando lo cortas, pelas o machacas, habrás notado que los dientes de ajo desprenden un olor particular. El aroma tan característico se debe a los glucósidos, compuestos azufrados encargados de la mayoría de los beneficios antes mencionados.

En 1892 se descubrió que el ajo está compuesto principalmente por compuestos azufrados insaturados y alicina, un químico antibacterial muy eficaz. Tiempo después, se encontró un compuesto adicional denominado aliina, un químico capaz de potenciar las propiedades de las otras sustancias.

Una opción para reducir el colesterol sin fármacos.

Una nueva investigación confirmó la eficacia del ajo para reducir el colesterol sin fármacos. Se tomaron 100 personas, las cuales fueron divididas en dos gupos. El primer grupo de 50 personas eran pacientes con el colesterol malo (LDL) elevado en sangre; mientras que las 50 restantes presentaban niveles normales de LDL en sangre. Por dos meses, se les administró ajo a diario. En el primer grupo, se consiguió normalizar los niveles de colesterol, mientras que en los 100 pacientes existieron mejoras como:

  • Disminución en la presión arterial,
  • aumento de las vitaminas C y E,
  • mejoras en el sistema cardiovascular,
  • aumento del colesterol bueno en sangre.

Receta para reducir el colesterol con ajo.

A continuación, te compartiremos una cura tibetana que es utilizada desde hace años:

1. En un recipiente hermético de vidrio, agrega 1 litro de alcohol de 70º.

2. Pela y pica finamente 350 gr de ajo crudo. Viértelo en el alcohol y tapa el recipiente.

3. Refrigera sin abrir la tapa, por 10 días. El líquido se tornará de un color verdoso.

4. Con un paño, filtra el preparado y conserva el líquido. Refrigera por 3 días más.

TRATAMIENTO:

Al momento de comenzar el tratamiento, ya habrán pasado 13 días desde la elaboración del remedio para reducir el colesterol sin fármacos. Deberás beber el preparado con un poco de agua, 20 minutos antes de cada comida principal (es decir tres veces al día). Para comenzar, ten presente esto:

  • El primer día, y para que el organismo se acostumbre, bebe una gota antes del desayuno, dos antes del almuerzo y tres antes de la cena.
  • A partir del segundo hasta el sexto día, se deberá aumentar la dosis hasta alcanzar las 15 gotas en el desayuno.
  • Luego del sexto día, aumentar hasta alcanzar las 25 gotas y no superar esa dosis.

En poco tiempo notarás los cambios en tu cuerpo. Luego de 40 días interrumpe por dos semanas y vuelve a comenzar sólo si es necesario. Al comenzar, vuelve a hacerlo paulatinamente como te hemos indicado.