,

Realiza este repelente natural de insectos: ¡Libre de químicos y un hermoso objeto decorativo!

Principalmente, durante la primavera y el verano, o en países tropicales donde el calor es un protagonista importante, los insectos se multiplican hasta convertirse en algo muy molesto. Además, muchos de ellos son transmisores de enfermedades como el dengue o el mal de Chagas.

Por este motivo, si quieres disfrutar de un lindo atardecer en el jardín, un poco de sol en la piscina y deseas mantener los insectos fuera de tu hogar, te proponemos realizar este hermoso y eficaz repelente. Funciona muy bien para repeler mosquitos, zancudos, moscas y varios más.

Lee también: “Realiza tu propio remedio anti pulgas de forma casera, con este polvo milagroso”

Es una opción libre de químicos y no necesitas aplicarlo sobre tu piel, por lo que no corres riesgos de alergias epiteliales, ni sometes a tu cuerpo a la exposición de aditivos tóxicos, presentes en todos los repelentes del mercado. Sólo necesitarás frascos, velas y algunos elementos naturales muy fáciles de conseguir. ¡Manos a la obra!

Repelente Natural de insectos.

Lee también: “¡No contamines tu hogar! 10 maneras de acabar con las hormigas de manera orgánica”

Quizás te resulte familiar utilizar aceite de citronela para mantener a los insectos alejados. La citronela es utilizada, frecuentemente, como repelente infantil, especialmente para niños menores a un año. Sin embargo hoy, iremos más allá. Agregaremos algunas hierbas, cítricos y velas para crear este magnífico repelente que funciona perfectamente.

Realiza este repelente natural de insectos

Para realizarlo, necesitarás:

  • 4 tarros Mason o cualquier frasco de conserva que quieras reciclar.
  • 40 gotas de Aceite esencial de Madera de Cedro.
  • 40 gotas de aceite esencial de lavanda.
  • 40 gotas de aceite esencial de limón.
  • 40 gotas de citronela.
  • 2 limones.
  • 2 limas.
  • 8 ramitas de romero, frescas.
  • Agua.
  • Velas flotantes.

Preparación:

  • Corta los limones y las limas en rodajas. Déjalos listos a un costado.
  • Alinea tus frascos para ver que todos contengan la misma cantidad de ingredientes. Coloca dos ramitas de romero en cada uno.
  • Llena cada frasco con agua, ¾ de su capacidad total.
  • Añade los aceites esenciales. Son 10 gotas de cada aceite por frasco. Puedes sumar las que tú quieras para dar algún otro aroma. Agita brevemente para que los aceites se integren.
  • Agrega una o dos rodajas de limón y dos de lima en cada frasco. Esto dependerá del tamaño de tu tarro pero con una rodaja, es suficiente.
  • Si el nivel de agua quedó demasiado bajo, puedes agregar un poco más hasta que el frasco quede casi lleno.
  • Al finalizar, coloca una pequeña vela flotante sobre el agua.

Coloca los frascos donde más te guste. En el interior, debe ser un espacio bien aireado y controlar que el frasco encendido no esté cerca de nada inflamable o cerca de telas que puedan prender fuego. En el exterior, también funciona perfectamente. Ubicar los frascos sobre la mesa o en el suelo, cerca de las personas que están en la reunión.

Enciende y apaga la vela según sea necesario, recuerda mantener alejado de los niños y mascotas. El contenido del frasco no debe ser ingerido de ninguna manera. Luego de dos o tres días, deberás desechar el agua y las frutas del tarro. Enjuaga y vuelve a preparar otro repelente.

Lee también: “Cómo plantar menta, perejil y romero en casa”