,

Conoce cómo reciclar neumáticos viejos y convertirlos en hermosos objetos de decoración.

Reciclar neumáticos antiguos puede resultar una actividad gratificante para toda la familia. A través del reciclado podemos enseñarles a nuestros niños la importancia de reutilizar sin contaminar, puede ser una tarea recreativa en familia o una manera de combatir el estrés.

En nuestro hogar, existen miles de cosas que podemos reutilizar o renovar para que queden como nuevas. En esta oportunidad les proponemos reciclar neumáticos antiguos para convertirlos en prácticos sillones, hermosas mesas ratonas, maceteros para el jardín, columpios… ¡y todo lo que tu imaginación permita! ¿Vemos cómo?

Lee también: “Convierte una botella en un vaso en 5 sencillos pasos”

Reciclar neumáticos y convertirlos en objetos para el hogar.

1. Sillón puff.

Para convertir un neumático en un sillón, necesitarás:

  • un neumático en desuso.
  • dos círculos de 55 cm de diámetro; de fibrofácil, madera o aglomerado de 6 mm de espesor.
  • 6 tornillos.
  • un taladro.
  • destornillador.
  • pistola de silicona caliente.
  • 5 kg de hilo sisal de 10 mm de espesor.
  • un paño limpio.
  • tijeras.
  • lápiz.
  • una brocha de pintor.
  • 1 bote de sellador líquido.

Elaboración:

  1. Teniendo en cuenta que vamos a reciclar neumáticos viejos, será necesario limpiarlos bien antes de comenzar. Humedece un poco el paño e intenta quitar el exceso de suciedad de cada ranura.
  2. Ubica un círculo de madera sobre el neumático, cubriendo su orificio. Con el lápiz marca tres puntos distantes entre sí, en el borde del círculo (allí irán los tornillos).
  3. Con el taladro, agujerea sobre las marcas que realizaste. Las perforaciones deben ser lo suficientemente profundas como para penetrar el caucho también.
  4. Coloca los tornillos en las perforaciones y ajústalos muy bien.
  5. Haz lo mismo del otro lado del neumático (repite los pasos 2, 3 y 4).
  6. Utilizaremos el hilo sisal para cubrir todo el neumático. Para comenzar, marca el centro de uno de los círculos, coloca un poco de pegamento caliente y ubica el inicio del hilo. Presiona para que se adhiera bien.
  7. Coloca un poco más de pegamento y, sin cortar el cordón, comienza a enroscarlo sobre sí mismo en forma de caracol. Procura colocar la suficiente cantidad de pegamento para que quede bien pegado, también realiza un poco de presión sobre el hilo.
  8. Cuando cubras todo el círculo de madera, continúa cubriendo los laterales de la llanta. Para ello tumba el neumático, coloca la parte ya terminada en el piso y continúa enroscando el hilo hasta llegar al otro círculo de madera.
  9. Cuando finalices de cubrir todo el caucho, puedes cortar el hilo sisal. No es necesario cubrir la parte inferior ya que será la que está pegada al suelo.
  10. Para finalizar, embebe la brocha con un poco de sellador y cubre toda la superficie. Deja que seque por una hora y aplica una nueva capa de sellador.
  11. Dos semanas después, podrás comenzar a utilizar tu puff, ya que es lo que tarda en secar el sellador dentro del cordón. En ese tiempo, puedes reciclar neumáticos llevando a cabo otras ideas.

2. Mesa ratonera.

Si deseas reciclar neumáticos y convertirlos en mesas ratonera, puedes cubrir el neumático con dos círculos de madera como vimos en la idea anterior. Luego, teje a crochet una funda con trapillo que cubra toda la superficie. Podrás hacer el tejido de un sólo color o de varios, reciclando viejos retazos. ¡Y la mesa ya está lista!

3. Maceteros.

Esta idea para reciclar neumáticos es muy fácil. Pinta los neumáticos con algunos aerosoles de colores. Deja que la pintura seque bien. Luego, ubícalos en el jardín, llénalos de tierra y trasplanta tu planta preferida. También puedes apilarlos en forma de pirámide, colocar plantas con flores en ellos ¡y formar un hermoso rincón lleno de color!

4. Columpios.

Para realizar un lindo columpio y reciclar neumáticos, sigue estos pasos:

  1. Coloca sólo un círculo de madera en el neumático (como se explicó anteriormente). Será la parte inferior del columpio.
  2. Con un taladro, realiza tres perforaciones profundas, que vayan desde arriba hacia abajo completamente.
  3. Por allí, deberás pasar tres cuerdas extensas que son las que sostendrán el columpio. Átalas a un árbol.
  4. Luego, realiza un cómodo almohadón y colócalo dentro del neumático. Será donde el niño se siente para hamacarse.
Lee también: “Descubre cómo realizar estas velas decorativas, con aceites y tarros viejos”

Las ideas son infinitas, cuéntanos… ¿qué actividades de reciclaje has llevado a cabo?