,

Reconoce si tu pequeño tiene el síndrome de Asperger a partir de estas señales.

El síndrome de Asperger forma parte del autismo, aunque se diferencia del autismo típico. Los niños pueden ser “diagnosticados” desde muy temprana edad según algunas características y factores que irán apareciendo a lo largo de su desarrollo temprano. Descubre cómo puedes advertirlo fácilmente.

Las personas con Asperger son denominadas comúnmente como “autistas de alto rendimiento” debido a que en edad adulta desarrollan más capacidades que un autista típico. Un niño con Asperger tiene altas probabilidades de ser un adulto independiente, llevar una vida social, mantener un empleo y continuar con una vida normal. 

De todos los tipos de autismo que existen, el aspergiano frecuentemente cuenta con un nivel elevado en el desarrollo lingüístico y un coeficiente intelectual promedio. Esto puede dificultar las cosas a la hora de diagnosticar. Sin embargo, con estos consejos podrás advertir si tu pequeño padece el síndrome de Asperger, sólo observando algunas cuestiones sociales y de comportamiento.

¿Cómo advertir el Síndrome de Asperger en los pequeños?

síndrome de Asperger

DURANTE LA SOCIABILIZACIÓN.

1. ¿Cuáles son sus interacciones sociales? Un niño con Síndrome de Asperger tiene dificultades para relacionarse con un par. Generalmente, no interpreta algunas normas sociales básicas: no respeta los turnos para hablar (no registra el hilo de la conversación), se va en mitad de un juego que parecía gustarle, juega solo incluso cuando es invitado, por un par, a compartir el momento, evita el contacto visual, no gesticula o no tiene expresiones faciales.

2. ¿Cómo utiliza su imaginación durante el juego? Generalmente, los aspergianos, no desarrollan juegos donde se cumple un rol social. No pueden llevar a cabo juegos de roles donde deba ser un maestro, un doctor, etc. Más bien arman un mundo de fantasía que no suelen compartir con los pares.

3. ¿Cómo interpreta las emociones de los otros? Las emociones suelen ser conocidas sólo a nivel conceptual; sin embargo, a la hora de evaluarlas no pueden hacerlo con éxito. Conoce que cuando un niño llora está enojado o triste, pero actúa indiferente, no empatiza, no entiende los límites de privacidad, etc. Muchas veces puede ser catalogado erróneamente como un “niño insensible”.

4. ¿Cómo dialoga? Además de no gesticular, un niño con Asperger habla de forma monótona, no tiene altos ni bajos, tampoco agrega suspenso, alegría, emoción, etc. a su charla.

A TRAVÉS DE SUS COMPORTAMIENTOS.

1. ¿Cómo se adapta a los cambios? El niño aspergiano no acepta los cambios con facilidad. Por el contrario, siempre se sentirá más a gusto con días y rutinas súper estructuradas. Cuando alguna de estas reglas no se cumple, se sentirá muy frustrado y enojado.

2. ¿Qué cosas lo obsesionan? Notarás que algún tema le llamará poderosamente su atención, hasta el punto de obsesionarlo. En poco tiempo, será una enciclopedia interactiva respecto a ese tema en particular. Pueden ser los números, los colores, los dinosaurios, etc.

3. ¿Observas algún movimiento repetitivo? Los niños con Síndrome de Asperger suelen ser repetitivos en alguna actividad motora: golpetean con los dedos, se tuercen el cabello, mueven una pierna, el pie, etc. Además, puede tener algunas dificultades en otros movimientos básicos como el de arrojar y atrapar.