,

Reduce la diabetes tipo 2 con estos jugos.

La diabetes es una enfermedad crónica que se caracteriza porque, el paciente que la padece, contiene altos niveles de azúcar en sangre. El azúcar en sangre se llama glucosa.

Se denomina diabetes tipo 2 cuando existe en el organismo una resistencia a la insulina. La insulina se produce en el páncreas y es la encargada de transportar la glucosa desde la sangre hacia las células. Dentro de estas últimas, la glucosa es almacenada para luego utilizarla como fuente de energía. Cuando se padece de diabetes tipo 2, las células no responden positivamente a la insulina, es decir que no toman la glucosa que les sirve de energía. Cuando el organismo sufre estos problemas, se desarrolla una hiperglucemia: la glucosa comienza a acumularse en la sangre.

Este tipo de diabetes es la más común y sus síntomas son muy paulatinos. Muchas personas desconocen que la padecen y la descubren cuando ya se encuentra avanzada. Los síntomas más comunes son:

-Micción frecuente.
-Excesiva sed.
-Fatiga constante.
-Mala coagulación y cicatrización de heridas.
-Infecciones frecuentes.
-Caída de cabello.
-Brusco descenso de peso.
-Problemas en la visión.

¿Quiénes pueden padecer diabetes tipo 2?

  • Este tipo de diabetes se va desarrollando a lo largo del tiempo, siendo más propensas a padecerla, todas las personas con sobrepeso u obesidad. Cuando el cuerpo posee una gran cantidad de grasa, no puede utilizar la insulina de manera correcta.
  • En otras circunstancias, la diabetes tipo 2 también es muy frecuente en los ancianos, sin importar su peso.
  • La predisposición genética por herencia familiar, también son determinantes en el desarrollo de esta enfermedad.
  • Personas sedentarias, dietas deficientes y poco nutritivas, grasa acumulada principalmente en la cintura son factores que aumentan el riesgo de padecerla.
  • Estar sujetos a altos niveles de estrés, desequilibra el organismo y facilita el desarrollo de diabetes.

Recetas para reducir la diabetes tipo 2 en una semana

Los pacientes con este problema, deben realizarse chequeos médicos frecuentemente para controlar su estado de salud. También deben llevar a cabo el tratamiento recomendado por el especialista, junto con una dieta estricta. Sin embargo, también existen algunas alternativas naturales muy beneficiosas para bajar los niveles de azúcar en sangre y tener regulada la diabetes tipo 2.

Ye proponemos algunos remedios que te ayudarán a controlarla:

Jugo de espinaca, apio y zanahoria.

Este preparado aporta: potasio, betacaroteno, vitamina A y C, calcio, magnesio y acido málico. Además de reducir el azúcar en la sangre, con este jugo podrás regular los niveles de sodio, previniendo la hipertensión; fortalecer el sistema cardiovascular, fortalecer tus huesos y prevenir problemas visuales asociados a la diabetes.

Ingredientes:
-3 puñados de espinaca.
-1 zanahoria.
-2 tallos de apio.
-1 manzana verde.
-1 pepino.

Preparación:

-Pelar la manzana y la zanahoria.
-Lavar bien el resto de ingredientes.
-Colocar todo en una licuadora. Agrega agua si notas que la preparación está demasiado espesa y pesada.
-Consumir de inmediato. Bebe todos los días en ayunas. Luego de una semana notarás los resultados.

Licuado de coles de Bruselas y judías verdes.

Este preparado ye aportará minerales y vitaminas, especialmente vitamina B6 que ayudara a disminuir la glucosa de la sangre.

Ingredientes:
-12 coles de Bruselas.
-2 tazas de judías verdes.
-1 limón.
-1 pepino.

Preparación:
-Pela el limón. Saca también la corteza blanca que lo cubre.
-Lava bien el resto de ingredientes e introduce todo a una licuadora.
-Licuar hasta que quede un jugo homogéneo y sin trozos. Agrega agua para facilitar el licuado.
-Beber diariamente en ayunas, inmediatamente después de realizarlo.

Jugo de nopal.

El nopal es un excelente regulador del azúcar en sangre. Puedes complementar este tratamiento de una semana, bebiendo jugo de nopal cuando gustes. En este caso, lo puedes envasar y tomarlo durante el día con tus comidas o cuando tengas sed.

Ingredientes: Sólo necesitas 3 hojas de nopal y 750 cc de agua pura.

Preparación: Pela las hojas de nopal y agrégalas a la licuadora junto con el agua. Licúa bien hasta que desaparezcan los trozos y se forme un jugo semi espeso. Envasa la preparación en una botella o jarra con tapa.