,

Remedio casero para el dolor de espalda

La medicina popular tiene respuestas para todos los problemas de salud, y esto incluye los dolores de espalda y en las articulaciones. Por desgracia, este tipo de dolencias son cada vez más comunes, debido a nuestro estilo de vida sedentario y de poca actividad física.

Mucha gente acude rápidamente a la automedicación, con analgésicos en grandes cantidades que, en ocasiones, no son la respuesta más acertada. Aquí vamos a proponer un remedio casero para el dolor de espalda, y también para las articulaciones, que nos puede resultar tremendamente eficaz y que es muy sencillo de preparar.

Para ello, vamos a necesitar los siguientes ingredientes:
· 300-400 gramos de ajo
· 1 litro de aceite sin refinar (se puede utilizar el aceite de oliva, aceite de girasol, etc.)
Método de preparación:
Pelamos el ajo y lo picamos en trozos pequeños. A continuación lo ponemos en un frasco de vidrio y vertemos el aceite sobre él. Cerramos bien el frasco y dejamos reposar la mezcla en un lugar oscuro y a temperatura ambiente durante dos semanas. Para una correcta mezcla y absorción de los ingredientes, es recomendable agitar el líquido una vez al día.

Modo de uso:
Aplicamos el aceite en la zona dolorida y masajeamos. Después de masajear, cubrimos el área con una tela o algún trapo y lo mantenemos caliente. Esto es especialmente eficaz para la zona baja de la espalda, los brazos y las piernas. Si hacemos estos pasos a diario, comenzaremos a notar la mejora a los pocos días de comenzar. Lo recomendable es que el tratamiento completo se alargue durante dos meses. En este tiempo, el ajo podrá hacer efecto por completo, mejorando la circulación y los movimientos de las articulaciones.
También podemos aplicar este tratamiento para las venas varicosas. En este caso, lo más recomendable es aplicar la mezcla por la noche y dejarlo reposar hasta la mañana.