,

remedios caseros para eliminar el pie de atleta y mal olor

Los hongos en los pies, causan infecciones importantes y se denominan “pie de atleta” (tinea pedis). El pie de atleta puede extenderse hacia los talones, dedos y planta del pie. Su duración varía según el tipo de tratamiento que se le haga, incluso puede reaparecer aunque se haya tratado a tiempo.

Estos hongos son altamente contagiosos. El contagio se puede hacer de forma directa, tocando el pie, o teniendo contacto con algún objeto infectado como medias, zapatos, duchas y piscinas.

Si presentas alguno de estos síntomas, tienes pie de atleta y debes tratarlo de inmediato:

  • Piel irritada y roja.
  • Comezón constante.
  • Ampollas llenas de líquido o que supuran líquido.
  • Granos sin puntas.
  • Piel escamosa.
  • Mal olor.

Para que este hongo no se desarrolle, debes evitar tener los pies húmedos. Algunos factores a tener en cuenta:

-Evita utilizar calzado cerrado que impida el correcto respirar del pie.
-Si utilizaste una piscina o tomaste un baño, no tengas tus pies húmedos por mucho tiempo.
-Utiliza desodorantes para pies.
-Trata cualquier lesión cutánea que sufras en los pies. Mantenla cubierta con gasas y desinfectada.
-Realiza ejercicios para estimular la circulación de la sangre.
-Mantén tus pies limpios.
-Utiliza medias de algodón para que absorban bien la humedad. Cámbialas varias veces a lo largo del día.
-Si frecuentas duchas públicas, utiliza sandalias para bañarte.

Tratar el pie de atleta con remedios caseros

  • Agua con sal: busca un recipiente donde puedas sumergir los pies. Colocar dos litros de agua caliente. Disolver en ella, 16 cucharadas de sal (son 8 cucharadas por cada litro de agua). Si tienes la piel herida, este remedio te hará sentir dolor.
  • Aceite de Árbol de té: Este aceite es antifúngico, hacer este preparado y utilizarlo dos veces diariamente, sobre el hongo. Mezclar partes iguales de aceite de oliva y aceite de Árbol de té. Utilizar como tópico.
  • Utiliza la luz solar: coloca tus zapatos al aire libre directamente bajo la luz del sol. Se eliminarán los hongos y la humedad que les ayuda a desarrollarse.
  • Bicarbonato de sodio: realizar una pasta con una cucharada de bicarbonato de sodio y un poco de agua. Debe tener una consistencia bien espesa. Colocar sobre las zonas afectadas, dejar actuar por una hora. Luego enjuaga la zona con agua y sécala bien.
  • Piña: verter el contenido de una lata de piña en un recipiente. Colocar el pie, las uñas o la zona afectada en el recipiente, en contacto directo con la piña. Mantén los pies ahí por una hora. Luego, retira los pies y sécalos bien, sin enjuagar. Espolvorea fécula sobre el pie para que absorba toda la humedad. Repite este proceso a diario.
  • Aceite de lavanda: consigue aceite esencial de lavanda y aplícalo como tópico sobre los hongos.
  • Vinagre de sidra de manzana: es el más utilizado por sus resultados instantáneos. El vinagre de manzana, primeramente, calma la comezón y la irritación de la piel. Mezcla partes iguales de vinagre de sidra de manzana y de agua. Empapar con él, una gasa esterilizada y pegarla al hongo (utilice cintas esterilizadas también).
    Puedes complementar este procedimiento, realizando baños de pies en una mezcla de vinagre y agua tibia.
    Limpiar bien los pies antes de practicar este tratamiento. Realizarlo dos veces a diario. En dos semanas notarás los resultados.

Recuerda prevenir el pie de atleta manteniendo tus pies secos. Usa fécula para eliminar todo tipo de humedad. Si ya padeces de hongos en los pies, sé cuidadoso con tus objetos y evita contagiar a otros.