,

Remedios caseros y naturales para acabar la tos

Guía para tratar la tos infantil

La tos, aunque resulta muy molesta, es necesaria para la recuperación del niño. Es un reflejo que funciona como mecanismo de defensa para expulsar mocos y flemas. El aparato respiratorio utiliza la tos para evitar infecciones, no se recomienda tratar de eliminarla o frenarla. El cuerpo la produce con un objetivo específico.
La tos, es un síntoma de varias enfermedades, son múltiples las causas que pueden llegar a originarla. Comúnmente, es un síntoma de catarro, resfriado o gripe que no conlleva mayores complicaciones. Se puede tener tos porque:

  • Existe una infección en nariz, garganta, oídos o laringe.
  • Puede existir irritación en la parte alta de las vías respiratorias producida por un resfriado, por ejemplo.
  • Existe alguna enfermedad pulmonar.
  • Por una reacción alérgica.
  • Por ahogamiento, el niño tose para eliminar el cuerpo extraño que quedó atorado en las vías respiratorias.
    La aparición de tos, es más frecuente cuando nuestras defensas se debilitan, en épocas invernales principalmente. La duración promedio de este cuadro, es de cuatro semanas.
    Es importante que, ante tos persistente, llevar al niño a un profesional en pediatría para que pueda atenderlo y diagnosticarle un buen tratamiento. Sin embargo, en casos no tan graves, puedes intentar un tratamiento con remedios naturales que, además de efectivos, no tienen contraindicaciones.
    Remedios caseros para tratar la tos infantil
    Como mencionamos anteriormente, existen remedios caseros efectivos que nos ayudan a aliviar los síntomas y a reforzar el sistema inmunológico del niño. Consumiéndolos regularmente, cooperan con la recuperación y proporcionan un estado de bienestar general a todo el cuerpo.
    Como los pacientes son niños, el principal detalle a tener en cuenta, es el sabor de los alimentos. Una criatura pequeña no consumirá el alimento sólo porque es beneficioso, sino que es necesario también, que sea sabroso.
    Caldo de pollo
    Resulta un alimento tradicional en épocas de temperaturas bajas. Es delicioso y permite que el cuerpo entre en calor rápidamente.
    Estudios recientes de la Universidad de Nebraska, afirman que el concentrado de hierro y cinc que posee esta sopa, la hacen un tratamiento eficaz que promueve la recuperación en casos de tos severa.
    Miel con limón
    Es una combinación mágica para reforzar las defensas. Es un maridaje entre Vitamina C (que contiene el limón) y las propiedades antibióticas características de la miel. También, se utiliza para aliviar la picazón y las molestias en la garganta.

Mezcla dos vasos de jugo de limón exprimido en el momento, con ½ kg de miel pura de abejas. El niño debe consumir este remedio cada vez que sienta una molestia (el objetivo es que consuma varias cucharadas al día).
Recuerda que la miel no puede ser consumida en niños menores a dos años.
Chocolate caliente
¿Qué niño se resistirá a esta receta? A todos les gusta una buena taza de chocolate caliente, además podemos hacerlo nuestro aliado a la hora de curar los síntomas de resfriado.
Actualmente, una universidad de Reino Unido publicó los resultados de estudios, realizados sobre las propiedades del chocolate.
El chocolate, contiene teobromina, un componente esencial capaz de aliviar los cuadros de tos severa, causados por infecciones virales.
Malvaviscos
Los malvaviscos, desinflamarán y calmarán las irritaciones, consecuentes de la tos persistente.
Agrega un puñado de malvaviscos en el chocolate caliente, hasta que se disuelvan. Beber una vez al día.
Papilla de plátanos
El plátano es un alimento muy nutritivo que a los niños les encanta. Su composición de vitaminas y minerales, reforzarán su sistema inmunológico, promueve la rápida recuperación. También, puedes utilizarlo si el niño no desea comer por las molestias que siente. El plátano es saciante y le hará sentirse menos débil.
Ingredientes:
-2 plátanos maduros.
-40gr de miel.
-400ml de agua.
Elaboración:
-Colocar el agua al fuego, hasta que hierva.
-Pisar el plátano y verter suavemente el agua hirviendo.
-Esperar a que la papilla pierda temperatura hasta lograr la temperatura del ambiente. Agregar la miel y mezclar muy bien.
Deben consumir esta preparación 4 veces al día. Antes de dárselas, entibia levemente la papilla.
Algunos consejos…

  • Procura ayudar a la tos de tu hijo, recuerda que no es bueno frenarla, el cuerpo la está utilizando para eliminar impurezas de las vías respiratorias. Haz que tu niño respire aire puro, sin humo. No permitas que nadie fume en el hogar.
  • Mantenlo bien hidratado. De esta forma, las mucosidades serán más líquidas, por ende, más fáciles de eliminar.
  • Hazle vahos de vapor en el baño, también darán humedad a la mucosidad y facilitarán la expulsión de estas. Te recomendamos en el baño para que el niño no esté expuesto al agua caliente de forma directa.
  • Utiliza humidificadores en los ambientes de tu hogar.
  • Puedes tratar su tos con Vick Vaporub. Masajea con este ungüento su pecho y espalda, antes de dormir.