,

Remedios naturales para la prostatitis

¿Qué función cumple la glándula prostática?
La próstata forma parte del sistema reproductor del hombre. Tiene un papel muy importante ya que se vincula directamente a la producción de esperma: sus células se encargan de elaborar el líquido seminal que funciona como protector de los espermatozoides, regulando la acidez que le permite sobrevivir más tiempo dentro de la vagina.
A su vez, los músculos prostáticos intervienen en la eyaculación y cooperan en la expulsión del semen.

¿Qué es la infección de próstata?
Se denomina prostatitis a un incremento anormal del tamaño de la próstata, lo que ejerce una gran presión sobre la uretra y el recto. La consecuencia de esta infección, además de profundos dolores, es el estreñimiento y dificultades para eliminar la orina.
Frecuentemente se les diagnostica a hombres de 20 a 40 años.
Los síntomas más comunes son:

  • Fiebre.
  • Temblequeo y dolor en el cuerpo.
  • Dolor en la zona lumbar.
  • Dolores genitales.
  • Eyaculación dificultosa y con dolor.
  • Dolores al orinar y micción con mayor frecuencia (posible aparición de sangre)

 

Preste mucha atención a sus síntomas, frecuentemente se confunden con los de cáncer de próstata.

Diagnóstico
Si alguno de los síntomas mencionados se presenta, no dude en visitar a su médico, quien le requerirá diversos estudios. Todos tienen como finalidad ayudar a un diagnóstico confiable que detecte esta afección a tiempo y evitar así futuras complicaciones. Le puede solicitar un hemograma completo, pruebas de laboratorio, palpación rectal, entre otros.
Una vez confirmado el diagnóstico, deberá comenzar con el tratamiento inmediatamente. El profesional le detallará si es una prostatitis aguda o crónica.

Prevención. Alimentos que se deben obviar en la dieta.
Debido a que la prostatitis está fuertemente ligada a los niveles de zinc en el cuerpo, debemos tener en cuenta a todos aquellos alimentos que lo contengan para hacer un consumo moderado de ellos. También es necesario evitar aquellos que inflaman la vejiga, como las bebidas gaseosas y energizantes, picantes, cítricos, mariscos, frutos secos, té, cereales.
Es necesaria una dieta equilibrada, evitando hábitos perjudiciales (como el tabaquismo y el consumo de alcohol) y sumando rutinas saludables (como beber 2 litros de agua diariamente). Recordar que siempre, el mejor tratamiento para las enfermedades es la prevención.

Por otro lado, es igualmente importante aumentar el consumo de cobre que le ayudará a reducir la cantidad de zinc del organismo. Es un poderoso desinflamante y se puede consumir como complemento dietario o directamente desde los alimentos que lo contienen (cacao, patatas, espárragos, etc.)

Hierbas y remedios naturales para tratar la prostatitis.
Les sugerimos tratar esta enfermedad de una forma natural, alternativa y sin efectos colaterales. Entre sus múltiples beneficios, encontramos también lo económico que resulta llevarlo a cabo si lo comparamos con la gran cantidad de dinero que derrochará en los fármacos de la medicina tradicional.
Desde los orígenes del hombre, las hierbas son utilizadas para tratar diferentes dolencias alrededor del mundo. Las afecciones prostáticas no son la excepción, sólo hay que saber utilizarlas correctamente para aprovechar de la mejor manera sus propiedades.
En este caso necesitamos aquellas que sean desinflamantes y que a la vez puedan fortalecer todo el sistema inmunológico:

  • Echinacea: Protege a las células de los ataques víricos, activa el sistema inmunológico y ayuda en el tratamiento de las infecciones urinarias.
  • Ortiga: Sirve para realizar una limpieza profunda de las vías urinarias, es decir que mantiene limpia la uretra a la vez que protege de posibles infecciones. En la actualidad, se realizan diversos estudios con ella para analizar su incidencia en el tratamiento de la hipertrofia prostática.
  • Semillas de calabaza: Se utilizan para el tratamiento de enfermedades de vejiga y próstata porque contienen un 45% de ácido linoleico y fitosterin que cooperan en el aumento de defensas. A su vez, disminuye la presión arterial y ayuda al control del colesterol malo, previniendo ataques cardíacos. Con ellas también se puede tratar las enfermedades de vejiga y próstata por su gran concentrado de vitamina E y selenio.
  • Selenio: Es antioxidante y se utiliza en la prevención del cáncer. Se puede consumir como suplemento dietario o directamente desde los alimentos que lo poseen (huevos, frutas, etc.)
  •  Jugo de arándanos: Contribuye a modificar el pH de la orina, por lo que se utiliza para los tratamientos de infecciones urinarias.
  • Ajo: Es un antibiótico natural que destruye los radicales libres, funciona también como un antioxidante potente. Se usa en las enfermedades del tracto urinario.
  • Preparado de café: Alivia los síntomas que provienen de la retención urinaria.