¿Sabes a qué hora beber agua para adelgazar efectivamente? ¡Aquí te lo contamos!

Muchos creen que el agua sólo funciona para hidratar el cuerpo, pero existen muchos beneficios de consumir una gran cantidad a diario. Descubre cuál es la mejor hora si deseas beber agua para adelgazar.

Si deseas bajar de peso no es novedad que debes evitar el alcohol, los azúcares refinados, las comidas chatarras y las colmadas de grasas. A su vez, también debes evitar las bebidas carbonatadas para prevenir la inflamación y las energéticas por su alto nivel calórico. En conclusión, el agua es la mejor opción y nos permite mantener la hidratación adecuada. Además, se recomiendan dos litros al día… ¿pero sabes a qué hora beberla?

Un estudio reciente determinó que sí existen momentos más favorecedores donde beber agua para adelgazar es posible: antes de cada comida. Te contamos más al respecto.

Lee también: “Descubre el agua Fat Flush ¡¡Adelgaza tu abdomen en sólo 10 días!!

Beber agua para adelgazar: siéntete más satisfecho.

La revista “Obesity” publicó una investigación realizada sobre 84 adultos obesos donde pudo determinarse que beber agua para adelgazar es posible si lo realizas antes de cada comida, a diario.

Para llevar a cabo el estudio se dividió el grupo en 41 personas que bebían cerca de medio litro antes de cada comida; y 43 sujetos a los que se les pidió que imaginaran sentir inapetencia antes de sentarse en la mesa a comer.

Finalmente los resultados demostraron que los que bebían dos vasos de agua antes de las comidas bajaron alrededor de 1, 300 kg sin realizar ningún tipo de plan alimenticio especial. Mientras que el otro grupo no demostró cambios significativos, llevando todos la misma alimentación.

Luego de 12 semanas, el grupo que bebía agua presentó una disminución de 4 kg mientras que el otro demostró una pérdida promedio de 800 gr.

A su vez, otros aspectos de la salud también se vieron beneficiados a partir de este nuevo hábito. La piel y el cabello se veían más nutridos, mejoraron los eczemas y erupciones, hubo disminución de la presión arterial y una mejora en los niveles elevados de azúcar en sangre y colesterol. Otro sistema que pudo verse beneficiado fue el gastrointestinal. Se regularon los procesos digestivos y se combatió el estreñimiento. Los pacientes que podían beber agua para adelgazar también manifestaron sentirse más vitales y fuertes.

Adelgaza con sabor.

Si deseas beber agua para adelgazar puedes hacerlo con mucho sabor y aprovechar otras propiedades de ingredientes naturales deliciosos. Si te resulta difícil beber sólo agua, o muy aburrido, puedes agregar algo de sabor a tus preparaciones y disfrutar de bebidas muy refrescantes.

En primer lugar, recuerda que beber agua para adelgazar es el objetivo principal. Evita los agregados de azúcar, las burbujas y, en especial, el alcohol. Pero hay otras formas de disfrutar del momento. Aquí te dejamos algunas ideas maravillosas:

  • Pepino, limón y menta.

Es un preparado excelente para reforzar las defensas del cuerpo y para depurar el organismo. Posee un alto contenido de fibras que favorece el tránsito intestinal y mejora la digestión. Agrega unas rodajas de pepino, limón sin cáscara y unas hojas de menta dentro del agua.

  • Albahaca y fresa.

¡Esta agua saborizada es una delicia! Posee numerosos antioxidantes y ayuda a desinflamar el cuerpo. Por otro lado, es fuente de nitratos que te harán sentir menos apetito y favorecerán la pérdida de peso. También te ayudará a estimular la circulación sanguínea y a depurar los riñones.

  • Jengibre fresco.

Esta raíz es excelente si deseas beber agua para adelgazar ya que te ayudará a sentirte más satisfecho en menos tiempo. También funciona para mejorar la digestión, combatir náuseas y vómitos; y es ideal como acelerador del metabolismo. A su vez, el jengibre es antiinflamatorio y analgésico lo que te ayudará a tratar diversas enfermedades.

  • Piña, sandía y menta.

Esta preparación mejora la circulación de la sangre, refuerza el sistema inmunológico y es un poderoso antioxidante. Agrega trozos de sandía y piña al agua y mezcla muy bien. Luego pica unas cuantas hojas de menta.