, ,

¿Sabes cómo cuidar de la vagina correctamente? Estas son las prácticas higiénicas que más la perjudican a diario

Saber cómo cuidar de la vagina correctamente nos ayudará a mantenerla sana, sin infecciones, ni enfermedades que afecten el estado de salud de todo el sistema.

La vagina, al igual que cualquier otra parte del cuerpo, necesita cuidados e higiene de forma regular. Sin embargo, resulta un área sumamente susceptible y sensible si no es tratada delicadamente y con ciertos productos en particular.

Puede que diariamente estés maltratando tu vagina, dañando los microorganismos que viven en ella o perjudicando su salud integral, favoreciendo la aparición de hongos o infecciones. Por este motivo, hoy te contamos cómo cuidar de la vagina correctamente.

Lee también: “Alimentos que mejoran tu salud vaginal”

¿Sabes cómo cuidar de la vagina correctamente?

1. Limpieza interior.

Internamente, la vagina se limpia sola. Dentro de ella viven lactobacilos que forman la flora vaginal. Éstas son bacterias buenas que mantienen un medio ácido donde otros microorganismos no pueden sobrevivir. De esa forma, la vagina tiene sistemas propios de limpieza y prevención de enfermedades. La higiene íntima debe limitarse al aseo de la vulva. El pH de la vagina debe permanecer en valores similares a 4.

2. Selecciona el jabón adecuado.

Como veíamos anteriormente, si deseas saber cómo cuidar de la vagina, debes respetar el medio ácido. Seleccionar el jabón adecuado es muy importante. Los jabones que utilices no deben resecar tu piel, ni modificar el pH. Usa jabones neutros, de aceite de oliva o glicerina y recuerda sólo limpiar la parte externa.

Lee también: “Monalisa Touch: conoce un método revolucionario para combatir la atrofia vaginal”.

3. Utiliza agua.

Actualmente se comercializan numerosos geles íntimos que funcionan para higienizar y enjuagar la vagina. Una de las cosas principales que debemos saber al hacernos la pregunta “cómo cuidar de la vagina” es que no necesitamos tantos productos químicos. Los ginecólogos y especialistas desaconsejan el uso de tantos productos sintéticos que no son necesarios en nuestra higiene cotidiana. Con que la enjuagues sólo con agua, es suficiente.

4. Una vez al día es suficiente.

A la hora de higienizar toda la zona vaginal, con que lo hagas una vez al día es suficiente. Luego, si realmente lo necesitas, puedes enjuagar sólo con agua y de manera suave. Recuerda que es una zona muy sensible, más de lo que probablemente te imaginas. Imagina frotar cualquier parte de tu cuerpo varias veces al día, sólo que esta piel es más fina y delicada.

5. Limpiezas de vapor.

Las limpiezas con vapor están ganando terreno en el mundo occidental, especialmente después de las declaraciones de algunas famosas. Sin embargo, es necesario tener mucho cuidado con estos baños de vapor. No se pueden utilizar cualquier tipo de hierbas, por lo que si no sabes cuál, mejor no utilices ninguna. A su vez, es necesario controlar con exactitud la temperatura del vapor y la distancia en la que nos colocaremos. Tampoco debes usar aceites esenciales ya que son muy concentrados y pueden interferir en tu pH o salud vaginal.

6. No utilices esponjas.

Y como hablamos anteriormente, si la piel es extremadamente sensible, también se desaconsejan las esponjas. Saber cómo cuidar de la vagina implica prestar atención a cada detalle. Tampoco puedes utilizar guantes ni cualquier otro tratamiento exfoliante, obviamente. Evita cualquier herramienta que dañe las membranas mucosas.