,

Mata cualquier infección de tu cuerpo con este poderoso antibiótico natural

El remedio que detallaremos a continuación, comenzó a utilizarse en la época medieval. Su fórmula básica se originó en Europa y era consumida para tratar todo tipo de enfermedades, epidemias y pandemias.

Esta receta natural, funciona para limpiar íntegramente el organismo. Se considera la fórmula maestra para matar bacterias de todo tipo. Sus beneficios son:

  • Es antiviral: Elimina los virus que causan muchas enfermedades.
  • Es antifúngico: Previene y mata eficazmente los hongos.
  • Promueve la circulación sanguínea: Mejora el drenaje linfático de todas las partes del cuerpo.
  • Al ser un antibiótico natural, tiene excelentes resultados en tratamientos para combatir la cándida. (La cándida es una levadura, un hongo que puede reproducirse dentro de nuestro organismo y desencadenar variadas infecciones).
  • Es un antibiótico de amplio espectro: mata bacterias patógenas de varios tipos.
  • Ayuda a eliminar parásitos intestinales.
  • Estimula la eliminación de toxinas: purifica la sangre.
  • Fortalece el sistema inmunológico: a lo largo de los años ha combatido enfermedades crónicas y mortales.

Receta del Antibiótico

Cada uno de los ingredientes de esta receta, aportan un beneficio único, convirtiendo a este remedio en el más poderoso de todos los remedios naturales.

  • Ajo: A diferencia de los antibióticos químicos, el ajo es un antibiótico natural que no elimina bacterias necesarias para el organismo (como las que se alojan en el sistema digestivo). Es también antifúngico y elimina microorganismos causantes de enfermedades.
  • Cebolla: Tiene propiedades similares al ajo aunque es menos agresiva contra los microorganismos.
  • Rábano picante: Es una hierba utilizada para curar enfermedades pulmonares y las que afectan los senos paranasales.
  • Jengibre: Es utilizado como antiinflamatorio por promover la circulación sanguínea.
  • Chiles: Por un lado, tienen propiedades antibióticas, por el otro, promueven la circulación sanguínea de todo el cuerpo.
  • Cúrcuma: Reduce las inflamaciones del organismo y lo limpia de infecciones. Es efectiva eliminando células cancerígenas y aliviando el dolor articular.
  • Vinagre de sidra de manzana: Cuenta la historia que Hipócrates, el padre de la medicina, sólo utilizaba dos remedios: el vinagre de manzana y el de miel. Alrededor del año 400 a.C. ya conocían las bondades saludables de este alimento. Contiene una fibra llamada pectina que reduce el colesterol malo y regula la presión arterial. También ayuda a controlar el hambre voraz y la ansiedad.
    Cuando ingieres un alimento junto con vinagre de manzana, este último extrae el calcio de lo que consumes y promueve su absorción por parte del cuerpo. Es decir que ayuda a la salud y fortaleza de nuestros huesos.
    Es rico en potasio y en betacaroteno. Previene la acción de los radicales libres y ayuda a lucir una piel saludable y tersa.
    Contiene ácido málico que lucha contra las infecciones fúngicas y bacterianas. Incluso elimina los depósitos de ácido úrico que se alojan en las articulaciones.
    Utiliza vinagre de sidra de manzana para tratar: cefaleas, estreñimiento, artritis, indigestión, diarreas, fatiga crónica, etc.

 

  • poderoso antibiótico natural

Antes de realizar esta preparación, te aconsejamos que uses guantes en las manos. Al manipular ingredientes picantes, puedes sentir hormigueos y luego, corres el riesgo de tocarte los senos paranasales.
Utiliza ingredientes orgánicos y frescos.

Ingredientes:
-700 ml de vinagre de sidra de manzana.
-¼ taza de cebolla finamente picada.
-¼ taza de ajo finamente picado.
-¼ taza de jengibre fresco (rallado en el momento).
-2 ajíes picantes o chiles (el más fuerte que consiga).
-2 cucharadas de rábano picante rallado.
-2 cucharadas de polvo de cúrcuma (o 2 raíces de cúrcuma).

Elaboración:

-Coloca todos los ingredientes en un recipiente, menos el vinagre de manzana. Mezclar bien.
-Luego, pasar la preparación a un frasco hermético, previamente esterilizado. Ten en cuenta que 2/3 del frasco deben estar cubiertos por los ingredientes secos.
-Verter el vinagre sobre los alimentos secos, hasta llegar al borde del frasco. El 1/3 que quedaba libre, ahora es rellenado por vinagre de manzana.
-Cerrar bien el recipiente y agitar con fuerza.
-Mantener el frasco en lugar fresco y seco, sin exposición a la luz directa del sol, durante dos semanas. El frasco debe agitarse varias veces, todos los días, mientras está macerando.
-Pasados los 14 días, colar la preparación. Exprime bien el preparado para que todo el líquido caiga mejor mientras está siendo colado. (Los desechos sólidos pueden secarse y ser utilizados para cocinar).
-Guarda el líquido en un recipiente, ¡tu antibiótico ya está listo! No es necesario guardarlo en el refrigerador, ya que perdura por mucho tiempo sin echarse a perder.

Consumo:

Como primera medida, debes saber que el sabor es muy fuerte y picante. Si no estás acostumbrado a los alimentos fuertes, debes empezar con una dosificación pequeña. Come una rodaja de naranja o lima luego de beber este remedio, eso te ayudará a aliviar el ardor y el calor.

Toma una cucharada de este tónico todos los días para fortalecer el sistema inmunológico. Debes hacer gárgaras y luego tragar. No lo diluyas en agua ya que perderá el efecto.

Paulatinamente, aumenta la cantidad de la dosis hasta llegar a beber un vaso pequeño al día. El tamaño aconsejable es el de un vasito de licor.

Para el tratamiento de enfermedades crónicas y graves, se deben tomar 5 cucharadas al día.

Advertencia: Nunca consumas este remedio en ayunas o con el estómago vacío. Si al tomar la cucharada sientes náuseas, prueba al otro día con una dosis menor y luego ve aumentándola.