¿Por qué las semillas de uva anticancerígenas resultan mejor que la quimioterapia? ¡INCREÍBLE, TODOS DEBERÍAMOS SABER ESTO!

¿Sabías que se han encontrado propiedades en las semillas de uva anticancerígenas? La batalla contra el cáncer (principalmente cáncer de colon), podría tener como gran aliado algo tan pequeño, accesible, económico y por sobre todas las cosas, natural, como las semillas de uva.

En la búsqueda por mejorar los tratamientos contra los diferentes tipos de cánceres, varias investigaciones han determinado que en la naturaleza existen muchas sustancias con un fuerte poder anti-cancerígeno. Además, cuentan con la gran ventaja de no producir efectos secundarios negativos, como los tratamientos convencionales.

¿Por qué alternativas naturales en la lucha contra el cáncer?

Hasta el momento la quimioterapia sigue siendo la técnica más utilizada para combatir esta enfermedad. Esto, pese a que se ha comprobado que compromete células sanas del cuerpo y órganos que no están afectados.

Las alternativas naturales (como por ejemplo el consumo de semillas de uva anticancerígenas) tienen como principal fin, disminuir las probabilidades de padecer efectos adversos. No obstante, también fortalecen el sistema inmunológico y, en algunos casos, ayudan a detener el crecimiento de las células malignas.

El extracto que se obtiene de las semillas de uva es una fuente rica en antioxidantes, bio-flavonoides y un compuesto activo conocido como B2G2. El B2G2 tiene un efecto muy favorecedor en el organismo, ya que podría combatir las células cancerígenas.

En el pasado se pensaba que los compuestos bioactivos eran los que hacían a las semillas de uva anti-cancerígenas. Actualmente, se ha podido confirmar que es el B2G2 el que crea ese efecto. Al parecer, daña el ambiente que necesitan las células malignas para crecer. En síntesis, altera en concreto su ADN a través del incremento de las especies de oxígeno reactivas. También disminuyen las vías que permiten su propagación y reparación, lo que podría disminuir el crecimiento de los tumores malignos hasta en un 67%.

Una de las características más destacadas, y por la que podemos decir que las semillas de uva anticancerígenas son mejores que la quimio, es que atacan a las células cancerosas, pero dejan a las células sanas intactas. He aquí una gran y marcada diferencia con los tratamientos convencionales contra el cáncer. Éstos, destruyen todas las células (sanas y enfermas), en un intento por detener la propagación de la enfermedad.

Semillas de uva anticancerígenas y tratamiento de cáncer de colon.

El cáncer de colon es una enfermedad cada vez más frecuente. A su vez, es la más grave de las enfermedades que afectan a este órgano. Las estadísticas dicen que es una de las principales causas de muerte en adultos en países como Estados Unidos.

Una célula de tumor colorrectal tiene más de 11.000 mutaciones genéticas con respecto al ADN de las células sanas. El tratamiento convencional con quimioterapia tan sólo puede atacar una mutación específica. A medida que el cáncer evoluciona, tienen lugar más mutaciones. Más mutaciones, significan mayor resistencia al tratamiento farmacológico.

Por el contrario, los muchos compuestos bioactivos presentes en el extracto de uva, pueden atacar múltiples mutaciones. Incluso, está comprobado que cuanta mayor cantidad de mutaciones posee un cáncer específico, más efectivo es el extracto de semillas de uva anticancerígenas.

Además, el extracto de semilla de uva ha demostrado su eficacia contra otros tipos de cánceres:

  • Dificulta el crecimiento de tumores en el cáncer de próstata.
  • Ayuda a curar el cáncer de mama.
  • Induce la muerte de las células malignas que causan la leucemia.
  • Reduce el tamaño del tumor en cáncer oral.