¡CUIDADO CON ESTAS SEÑALES DE ALERTA DE DIABETES! Previene esta temible enfermedad crónica

¿Cuáles son las señales de alerta de la diabetes?

Las señales de alerta de diabetes pueden manifestarse desde muchos años antes del diagnóstico. Es importante estar atentos y buscar ayuda médica ante cualquier duda. Estos son los signos tempranos y pueden diferenciarse entre ambas diabetes. La diabetes tipo 1 y la tipo 2 implican diferentes cuidados, atenciones y tratamientos.

Señales de alerta de diabetes

La diabetes es una enfermedad crónica, muy seria, que se caracteriza por la incapacidad del organismo de regular los niveles de azúcar en sangre. El páncreas segrega una hormona denominada insulina. La insulina es la encargada de regular el azúcar en sangre. La diabetes puede darse por una baja producción de insulina, por ser resistentes a la acción de la insulina o por una combinación de ambas.

El azúcar, denominado glucosa cuando circula por el torrente sanguíneo, es necesario para alimentar y proveer de energía a las células de todo el cuerpo. Sin embargo, los niveles elevados de glucosa en sangre traen aparejados numerosos problemas de salud.

Si bien es una enfermedad muy seria, pueden pasar varios años hasta desarrollarse por completo. El paciente cuenta con mucho tiempo para prevenirla y evitarla. Para ello es importante conocer las causas, mantener los controles adecuados y cuidar correctamente de la salud.

Existen dos tipos de diabetes: la tipo 1 y la tipo 2. En la tipo 1, el paciente no produce los niveles de insulina necesarios. En la 2, el paciente presenta resistencia a la insulina. Aunque el tratamiento para ambas es diferente, las señales de alerta de diabetes suelen comenzar muchos años antes de lograr un diagnóstico y pueden ser similares en ambos casos:

  • hambre
  • sed excesiva
  • problemas de visión: visión borrosa
  • sequedad en boca
  • sequedad de la piel, eczemas, picazón
  • frecuentes ganas de orinar, micciones abundantes
  • fatiga permanente
  • infecciones fúngicas reiteradas
  • irritabilidad, cambios en la conducta
  • problemas para la cicatrización de las heridas, falta de coagulación

Señales de alerta de diabetes tipo 1

señales de alerta de diabetes

Como mencionamos, la insulina es la encargada de regular los niveles de azúcar en sangre, ¿de qué forma? Transportando la glucosa desde la sangre hacia las células para que éstas puedan transformarla en energía. Sin la insulina necesaria, la glucosa se acumula en la sangre produciendo hiperglucemia. Ante esta situación crónica, se diagnostica diabetes.

Los pacientes con diabetes tipo 1 producen poca o nula cantidad de insulina por lo que necesitan administrársela diariamente (generalmente a través de una inyección, aunque existen otros mecanismos modernos). Se cree que este tipo de diabetes se origina por un problema autoinmune, donde el propio cuerpo ataca las células productoras de insulina.

Esta enfermedad suele ser descubierta y diagnosticada durante la infancia o la adolescencia. Además de las señales de alerta de diabetes que vimos, existen otros signos tempranos en niños que padecen diabetes tipo 1:

  • síntomas que se confunden con gripe, problemas respiratorios
  • náuseas y vómitos
  • pérdida de peso inexplicable, de manera repentina
  • aliento a frutas
  • situaciones de pérdida del conocimiento
  • enuresis nocturna (orinar la cama durante la noche) cuando ya han abandonado los pañales hace mucho tiempo
  • infecciones genitales en niñas

También podría interesarte: “Desayunos para diabéticos ¡MUY FÁCILES Y DELICIOSOS!”

Señales de alerta de diabetes tipo 2

Esta es la forma más común de diabetes y suele darse por una resistencia a la insulina lo que significa que el organismo no hace el uso adecuado de la insulina que produce. Al suceder esto, la glucosa no puede ser transportada hacia las células y se acumula en el torrente sanguíneo. El tratamiento para la diabetes tipo 2 suele ser: cambios en los hábitos, medicación y hasta insulina, en algunos casos difíciles de controlar con medicación.

Existe algo denominado prediabetes y puede ser indicado a personas que sufren altos riesgos de desarrollar diabetes, en caso de no realizar los cambios necesarios. Bajar de peso, hacer actividad regular y cuidar la alimentación en general, suele ser suficiente para evitar la temible enfermedad crónica. Algunos signos de prediabetes son:

  • problemas leves de corazón
  • facilidad para desarrollar infecciones, propensión a las infecciones
  • molestias en los pies, dolores, hormigueos, entumecimiento (esto se da cuando los niveles de azúcar en sangre han permanecido elevados por mucho tiempo)
  • problemas circulatorios, mala circulación de la sangre
  • inconvenientes para curar una herida: heridas que sangran por mucho tiempo, infecciones, heridas que vuelven a abrirse, que supuran, etc.

¿Quiénes son propensos a desarrollar diabetes?

Si tienes sospechas o has advertido alguna de las señales de alerta de diabetes que vimos anteriormente, debes consultar con un médico. Idealmente, consulta en primer lugar con un médico clínico para que pueda solicitar todos los estudios pertinentes y luego seas derivado con un especialista. Existen profesionales llamados diabetólogos, los cuales son endocrinólogos y posteriormente graduados en la especialidad de diabetología.

Tu médico necesitará saber:

  • síntomas que despertaron las sospechas
  • antecedentes familiares
  • alergias y otros problemas crónicos
  • consumo de medicamentos
  • chequeos previos

Si bien la diabetes puede desarrollarse en cualquier etapa de la vida, en cualquier persona, existen algunos factores que vuelven a la personas más propensas a padecerla.

¿Quiénes podrían padecer diabetes tipo 1?

La diabetes tipo 1 puede despertarse en cualquier persona, las más propensas son:

  • personas con antecedentes familiares de diabetes tipo 1
  • pacientes que sufrieron infecciones
  • pacientes con otras enfermedades autoinmunes
  • niños
  • adolescentes
  • adultos jóvenes

¿Quiénes podrían padecer diabetes tipo 2?

  • personas con sobrepeso u obesidad
  • mayores a 45 años de edad
  • pacientes con colesterol malo y/ o triglicéridos elevados
  • personas con tabaquismo o ex fumadores
  • sujetos con historial familiar con diabetes
  • personas con poca o nula actividad física
  • hipertensos
  • algunas etnias son más propensas a padecerla: afroamericanos, latinos hispanos, indígenas americanos, isleños del pacífico y nativos de Hawai

Recuerda consultar siempre tus niveles de azúcar en sangre, al menos una vez al año. Las embarazadas deben realizar este chequeo de forma inmediata ya que la diabetes gestacional puede traer grandes problemas aparejados, tanto para el niño como para la madre. Las pruebas de glucosa son muy sencillas y seguras. En algunos países dichos controles son obligatorios, mientras que en otros depende de la opinión del médico.

Comparte esta información con amigos, familiares y allegados para mantenerlos informados. Manejar la información adecuada es esencial para cuidar de nuestra salud y la de todos nuestros seres queridos.