4 señales que envía el cuerpo cuando consumes demasiada sal

Aprende a detectar cuando tu organísmo tiene demasiada sal

Cuando consumimos sal en exceso, y ún incluso cuando lo hacemos de manera habitual, corremos el riesgo de contraer en mayor niveles enfermedades y padecimientos de índole cardiovascular y otros más como la falta de calcio o la retención de líquidos. Sin embargo, nuestro organísmo siempre nos alerta en el caso de que nos excedamos en el consumo de ciertas sustancias, y con la sal no ocurre la excepción. Mira cuales son las 4 señales de que consumes demasiada sal.

Teniéndo en cuenta estas 4 señales de que consumes demasiada sal, podrás mantenerte alerta y cuidar de tu salud.

4 señales de que consumes demasiada sal

 

A continuación te indicamos cuales son las 4 claras señales de que consumes demasiada sal.

1. Micción frecuente

Si bien es cierto que orinar demasiado de le atribuye a la simple acción de beber demasiada agua, el consumo de sal en exceso también puede traer el mismo efecto, debido a que nuestros riñones trabajan en exceso para limpiar los restos de sal acumulados.

Si tienes el problema de micción frecuente y no tomas tanta agua como para atribuir este problema a ese hecho, puede que estés necesitándo ponerle menor cantidad de sal a tus comidas.

2. Persistentes dolores de cabeza

Una investigación reciente realizada en el British Medical Journal, demuestra que aquellos adultos que consumen más de 3500 mg de sodio al día, padecen en un 33% de más dolores de cabeza de aquellas personas que consumen tan solo 1500 mg de esta sustancia.

La hipertensión arterial, mantiene un fuerte vínculo con los dolores de cabeza.

La investigación también otorgó datos que confirman que las personas con sobrepeso padecen de más dolores de cabeza que aquellas de peso stándar.

Si tienes algunos kilos de más y sufres de recurrentes dolores de cabeza, puede que tu organísmo te esté pidiéndo un cambio en tu alimentación.

3. Sed constante

Esta es una de las más claras señales de que consumes demasiada sal.

Cuando consumimos alimentos con demasiada sal, el cuerpo necesita tomar agua de nuestro organísmo para equilibrar los niveles de ambas sustancias.

Es por esto que al consumir algo salado nuestro cerebro manda la señal de sed y se nos reseca la boca.

Si cosntantemente tienes sed, es probable que estés consumiendo alimentos con demsiada sal.

4. Niebla del cerebro

Cuando consumimos demasiada sal, nuestro cerebro se deshidrata y es entonces normal que no funcione con claridad.

Varios estudios han demostrado ya que las personas deshidratadas rinden mucho menos cognitivamente.

Para reducir el nivel de sal en tu organísmo, tan solo elabora una dieta con menos niveles de sodio en sus ingredientes e intenta beber más agua cada día.

Comparte con todos estas 4 señales de que consumes demasiada sal.