,

Reconozca, con un mes de anticipación, los síntomas de un ataque cardíaco.

Un ataque al corazón se produce cuando un coágulo o algún otro tipo de obstrucción en la arteria coronaria, bloquea el suministro de sangre y oxígeno al corazón. Cuando esto sucede, es necesario atender el problema a tiempo ya que, de lo contrario, se mueren los tejidos. En ese momento, el paciente presenta una fuerte presión en el pecho y un dolor punzante que puede conducir a la muerte.

La mayoría de las personas conocen los síntomas básicos que se presentan al sufrir un ataque cardíaco. Sin embargo, desconocen que este problema se puede detectar un mes antes del episodio.

Estas señales son signos de alerta a los cuales debemos prestarle especial atención y buscar un diagnóstico especializado a tiempo. Además de tomar los recaudos necesarios para cuidar nuestra salud cardíaca y obedecer las indicaciones médicas.

Señales que se presentan hasta un mes antes del ataque cardíaco.

  • Fatiga
    Al estrecharse las arterias, el corazón realiza el doble del trabajo al que está acostumbrado normalmente. Esto se debe a que, la arteria que se va obstruyendo, le envía mucha menos sangre. El esfuerzo que realiza el corazón para continuar bombeando sangre hacia todo el cuerpo, hace que el paciente se sienta cansado y somnoliento a toda hora.
  • Inconvenientes en la respiración.
    Si el corazón recibe menos sangre, también recibe menos oxígeno. El sistema circulatorio y el respiratorio tienen una relación de dependencia, por lo que éste segundo se verá considerablemente afectado. Los pulmones no recibirán la misma cantidad de oxígeno como lo harían normalmente y el paciente presentará dificultades para respirar. Se pueden experimentar cuadros de tos seca y fuerte.
    No importa cuál sea la causa, en caso de que tengas inconvenientes para respirar, debes consultar inmediatamente con un especialista. Puede que estés por sufrir un ataque al corazón o puede que tengas alguna otra afección. En cualquier caso deberás realizarte un chequeo.
  • Debilidad.
    Como la sangre no puede fluir correctamente por todo el organismo, el cuerpo va sintiéndose cada vez más débil y pesado. Un síntoma común es sentir que los músculos van perdiendo fuerza y ya no se pueden realizar las tareas más comunes.
  • Mareos y vértigo.
    Como la circulación sanguínea es dificultosa, tampoco se irriga sangre correctamente hacia el cerebro. Por este motivo, el cerebro manda señales de alerta cono mareos y sensación de vértigo.
  • Presión en el pecho.
    En un principio, comienzan como pequeñas molestias que luego van intensificándose, sobre todo cuando la persona realiza algún esfuerzo. Luego, irán convirtiéndose en presiones intensas, difíciles de disimular. Incluso, puedes notar que los dolores se extienden desde el pecho hacia el brazo izquierdo. Ni bien comiencen las molestias, dirígete a un centro de salud, no dejes pasar el tiempo.
  • Sudoración sin motivo aparente.
    Debido al gran esfuerzo que realiza el corazón para bombear sangre, la temperatura corporal aumenta y el cuerpo suda como si estuviéramos realizando algún ejercicio. Si notas que sudas excesivamente sin razón aparente, puede ser una señal de problemas cardíacos.
  • Síntomas de resfrío.
    Muchos pacientes cardiacos manifiestan haber sentido congestión nasal y síntomas de un resfriado, días antes de producirse el ataque al corazón.
  • Otras señales que pueden presentarse son:

-Dolores en la espalda, mandíbula o cabeza.
-Acidez y sensación de indigestión, cualquiera sea el alimento ingerido.
-Latidos irregulares.
-Confusión y problemas para hablar.

Recuerda, si presentas o conoces a alguien que esté experimentando estos síntomas, recurran inmediatamente a un especialista que pueda realizar los controles cuanto antes. La mejor forma de prevenir un ataque cardíaco es advirtiendo las señales previas.

En caso de que sea una falsa alarma, vuelve tranquilo a tu hogar y despreocúpate. Los especialistas recomiendan dirigirse hacia los centros de salud al presentar algún síntoma, aunque se trate de una molestia leve. Esto sucede porque más de la mitad de los pacientes que mueren por un ataque cardíaco, lo hacen en sus hogares por no prestar atención a los signos de alerta.