, ,

Si comes avena en tu desayuno podrás eliminar la grasa obstinada del cuerpo.

De todos los cereales, la avena es uno de los más completos y beneficiosos para la salud. Se trata de una opción muy baja en calorías, que además nos aporta vitaminas y minerales que complementan nuestra alimentación y mejoran el funcionamiento de nuestro cuerpo. Por eso es de vital importancia incorporar avena en el desayuno.

Numerosos estudios avalan que incorporar avena en el desayuno es indispensable para aquellas personas que quieran adelgazar con salud. Científicos estadounidenses lo comprobaron mediante un estudio a 36 hombres y mujeres. Consistió en dividir a las personas en tres grupos, los primeros consumieron avena en el desayuno; los segundos, copos de maíz y los terceros, solo agua.

Los participantes del primer grupo sintieron hambre a las dos horas, los del primero a la media hora y los que consumieron avena en el desayuno a las 4 horas. La diferencia esta en que la avena se conserva mucho más tiempo en el estómago, dando sensación de saciedad.

Características de la avena.

Proteínas: los copos de avena tienen seis de los ocho aminoácidos esenciales. Si se compara con el trigo, que contiene solo uno, o el centeno y la cebada que no contienen ninguno, podemos ver allí, la importancia de incluir avena en el desayuno.

Grasas: contiene grasas insaturadas y ácido linoleico. Estas grasas, a diferencia de las de origen animal, son saludables y necesarias en la dieta.

Hidratos de carbono: los carbohidratos de este cereal, proporcionan energía durante mucho tiempo.

Vitaminas y minerales: la avena es el cereal que más vitaminas y minerales tiene. Vitaminas E, B1, B2 y minerales como el calcio, hierro, zinc, fosforo y magnesio.

Fibra: por su alto contenido de fibra ayuda a la buena digestión y a reducir el colesterol.

Betaglucanos: ellos absorben el colesterol y los ácidos biliares del intestino, evitando que los compuestos nocivos pasen al organismo. También ayudan a eliminarlos de forma natural.

Lee también: “¡Prepara la mejor avena para el desayuno con estos consejos y tips saludables!”

Beneficios de consumir avena en el desayuno.

  • Fuente de energía: es un alimento ideal para personas que sufren gran desgaste físico, como los deportistas y para todas aquellas que se sientan cansadas, sin fuerza, con sensación de sueño permanente o con estrés.
  • Cuida la figura: la avena en el desayuno, no engorda y además ayuda a reducir los kilos de más. Al contener fibra, esta actúa como regulador metabólico. Es un alimento que da saciedad ayudando a regular el apetito. Además es diurética por lo que ayuda a reducir la acumulación de líquido en el organismo.
  • Buena para el estómago: la avena en el desayuno, ayuda contra los trastornos digestivos, sensación de lleno, ardor de estómago, estreñimiento y diarrea. Su fibra ayuda al tránsito intestinal y los betaglutanos forman una capa fina en el intestino, protegiéndolo.
  • Frena el colesterol: el ácido linoleico y la fibra que posee, hacen que el colesterol no pase al intestino. De este modo, protege al organismo contra la arteriosclerosis, la hipertensión y el infarto.
  • Contra la diabetes: la avena en el desayuno baja los niveles de azúcar en sangre. Esto hace que sea un cereal muy eficaz en tratamientos de diabetes no insulínicas.
  • Buena para el embarazo: ayuda al desarrollo del feto y durante la lactancia favorece la producción de leche materna, además de aportar cantidad de vitaminas y minerales a la misma.

Receta sencilla y deliciosa para incorporar avena en el desayuno.

Panquecas o tortitas de avena

  • 5 claras de huevo.
  • ½ taza de avena.
  • 1 plátano o 1 manzana.
  • Canela a gusto.

Mezcla todo en la licuadora. Con una cuchara toma pequeñas cantidades y forma las tortillas sobre una sartén con aceite orgánico, para que no se peguen. Y disfruta de un desayuno energético y súper delicioso.