, ,

Si presentas estas 8 señales, debes eliminar toxinas del cuerpo de manera urgente.

Eliminar toxinas del cuerpo es un trabajo cotidiano a través del sudor, las heces o la orina. Sin embargo el cuerpo puede verse perjudicado y la eliminación no es total. Estos signos y señales son los que te ayudarán a advertir que necesitas una depuración urgente.

En cada alimento que ingerimos, cuando salimos a dar un paseo, cuando bebemos, cuando limpiamos, medicamentos… en todo momento nos enfrentamos a toxinas que respiramos, tocamos o comemos. Muchas de ellas provienen de productos de higiene y cuidado personal. El cuerpo, a través de diferentes mecanismos, tiene formas de expulsarlas y liberarnos de ellas.

Cuando alguna de las funciones se ve comprometida o sobre exigida puede que esas toxinas comiencen a acumularse en el cuerpo, principalmente en órganos como los riñones, el hígado o los intestinos. Por esto, el organismo nos envía ciertas señales que indican que es necesario eliminar toxinas del cuerpo rápidamente. Te contamos cuáles son y por qué no debes pasarlos por alto.

8 señales que indican que debes eliminar toxinas del cuerpo.

  • Problemas de sueño.

Los problemas de sueño como el insomnio o la ansiedad son señal de que debes eliminar toxinas del cuerpo, más específicamente de la sangre. La cantidad de desechos acumulados en el torrente sanguíneo puede afectar e interferir en la circulación y afectar los ciclos de sueño.

  • Fatiga o falta de energía.

Al igual que el punto anterior, si el cuerpo se siente intoxicado puedes experimentar fatiga crónica, falta de energía, cansancio o sensación de enfermedad sin ningún otro síntoma.

  • Cefaleas.

La cantidad de toxinas puede alterar el sistema nervioso central y desencadenar cefaleas severas, cuando antes no las experimentabas con regularidad.

  • Problemas cutáneos.

Como mencionábamos, el organismo cuenta con mecanismos que intentan eliminar toxinas del cuerpo. Uno de los más comunes es a través de la piel. Por este motivo puedes tener una sudoración más olorosa, erupciones cutáneas, rosácea, eczemas, etc.

  • Lengua de color blancuzco.

Este problema es común por la cantidad de sustancias tóxicas que transporta la sangre. También puedes observar que la lengua se tiñe de un suave color amarillo.

  • Inconvenientes en las funciones de la vesícula biliar.

Cuando el hígado no llega a filtrar correctamente, las toxinas se acumulan en él y la bilis se concentra. Esta sustancia más densa y colmada de desechos puede llegar a obstruir los conductos o interferir en las funciones hepáticas y, especialmente, en las de la vesícula biliar.

  • Aumento del perímetro abdominal.

Esta es una de las señales menos evidente pero más importante. El cuerpo debe eliminar toxinas del cuerpo ya que éstas impiden la regulación natural de la glucosa y la capacidad del organismo de metabolizar el colesterol. Esto provoca una acumulación de grasa en el vientre y un aumento del abdomen.

  • Aumento de la temperatura corporal.

Si conoces la temperatura regular de tu cuerpo, notarás rápidamente que necesitas eliminar toxinas del cuerpo. Sin llegar a ser fiebre, el cuerpo experimenta un aumento de la temperatura corporal debido al sobre esfuerzo que realiza el hígado. Esa producción extra equivale a calor y se contagia a todo el organismo.