,

Conoce los signos de alerta temprana de cáncer de mama. ¡Realiza siempre tus exámenes de rutina!

La alerta temprana de cáncer de mama permite salvar muchas vidas alrededor de todo el mundo. Es necesario mantenernos informados y realizar nuestros controles a tiempo.

Diferentes fundaciones del “lazo rosado” han lanzado una gran campaña de concientización con el objetivo de brindar estudios gratuitos a mujeres con escasos recursos. También buscan donativos para profundizar las investigaciones. Como parte de la campaña, debemos sumarnos y brindar todo el conocimiento que está a nuestro alcance. Necesitamos brindar información, principalmente, sobre aquellas herramientas prácticas que nos ayudarán a prevenir esta enfermedad.

Por este motivo, les contamos cuáles son los 5 signos de alerta temprana de cáncer de mama que te permitirá prevenir el desarrollo de un tumor y mejorar tu salud a tiempo. En las campañas de salud, al igual que en los medios de comunicación, rara vez se habla de aquellos síntomas previos al cáncer; los cuales nos podrían servir de alarma. Conoce la importancia de la alerta temprana de cáncer de mama.

Lee también: “10 alimentos increíbles que te ayudarán a prevenir el cáncer de mama”.

5 signos de alerta temprana de cáncer de mama.

 

1. Antes de encontrar bultos en el pecho.

El consejo más recurrente a la hora de detectar el cáncer es que realices un autoexamen mamario en busca de bultos o protuberancias. Sin embargo, puedes solicitar una termografía de la mama para que el médico obtenga un mapa detallado del tejido. Incluso se pueden observar detalles que con un autoexamen pasan desapercibidos. Este método además de descubrir bultos, puede determinar si existe angiogénesis en el tejido (nacimiento de vasos sanguíneos; los cuales pueden servir para alimentar y permitir el desarrollo de tumores). Resulta un indicador más eficaz y seguro que la mamografía.

Si bien la mamografía puede detectar algunos signos de alerta temprana de cáncer de mama, también es una causa probable en el desarrollo del cáncer debido a la radiación ionizante. Por otro lado, no brindan resultados exactos: los bultos pueden ser benignos o malignos pero la mamografía no puede distinguirlos, a diferencia de la termografía.

2. Balance hormonal.

Muchos expertos indican que el cáncer de mama es hereditario y está determinado, en gran medida, por la genética. Este panorama resulta muy desesperanzador para hijas cuyas madres han padecido de esta enfermedad. Sin embargo, nadie aclara que esto sólo es cierto en un tipo de cáncer de mama. Este cáncer no depende de la suerte.

La mayoría de los cánceres de mama dependen del medio ambiente, la alimentación y el estilo de vida que influyen directamente sobre el sistema endócrino. Los desequilibrios hormonales son una gran alerta temprana de cáncer de mama.

3. Conoce el ritmo natural de tu cuerpo.

Para conocer los signos de alerta temprana de cáncer de mama, debes conocer a la perfección tu cuerpo. El organismo de cada mujer funciona de maneras particulares y es trabajo de cada una de nosotras conocerlo a la perfección. De esa manera, cualquier cambio inusual en el ritmo natural es una alarma que debe ser atendida por un especialista.

Dolores en el seno, latidos involuntarios en el músculo, malestares reiterados o segregación de líquidos extraños son signos de alerta temprana de cáncer de mama. Aunque creemos que el cáncer sólo se manifiesta a través de un bulto, la realidad es que también puede manifestarse como “semillas” debajo del tejido o una ramificación en forma de tentáculos.

Incluso los expertos del MD Anderson Cancer Center advierten que la mayoría de los cánceres de mamas se manifiestan con inflamación, dolor, hoyuelos y secreción, sin presentar una protuberancia específica.

Lee también: “10 señales que pueden indicar un cáncer de mama”.

4. Dolores de espalda.

Entre los diferentes signos de alerta temprana de cáncer de mama podemos encontrar los dolores de espalda. ¡Precaución! No cualquier dolor de espalda significa “cáncer”. Son dolores que provienen del interior del cuerpo, como de los huesos, y no se calma con estiramientos, ejercicios o quiropráctica. Estos dolores aparentemente inexplicables pueden alertar que los tumores están formándose.

Muchas veces, cuando el tumor comienza a desarrollarse, ejerce presión sobre las costillas y la columna lo que se manifiesta como un dolor de espalda crónico.

5. Deficiencia de nutrientes.

Las deficiencias nutricionales cumplen un papel preponderante a la hora de desarrollar un cáncer. Principalmente la carencia de vitamina D y yodo pueden aumentar los riesgos del cáncer de mama.

El 75% de las personas adultas presentan deficiencia de yodo, un elemento capaz de proteger a las células del cáncer. Por otro lado, un estudio publicado en 2012 en el Indian Journal of Endocrinology and Metabolism, afirmaba que una característica común en todas las pacientes con cáncer de mama era los bajos niveles de vitamina D en el organismo. Complementa el tratamiento consumiendo selenio y zinc si deseas prevenir de manera eficaz.