,

Signos y síntomas que te ayudan a detectar temprano el cáncer de vesícula biliar

¿Qué son los cálculos biliares?

Los cálculos biliares son depósitos duros, es decir piedras, que se acumulan en la vesícula. Éstos pueden estar formados de colesterol o bilirrubina y su tamaño varía de persona a persona. Van desde pequeñas piedrecillas como arena, hasta del tamaño de una pelota de golf.

Las personas más propensas a padecerlos son las que padecen de sobrepeso, mayores de 40 años de edad, hispanos e indígenas, teniendo una mayor incidencia en mujeres que en hombres. También existe una predisposición genética hereditaria.

Síntomas.

Muchas personas no experimentan ningún tipo de síntoma. En estos casos los cálculos se descubren a través de un control de rutina o a través de radiografías. Sin embargo, cuando una piedra bloquea un conducto por el que la vesícula drena, los cólicos comienzan. Te contamos cuáles son los síntomas más comunes si padeces cálculos biliares:

  • Cólicos abdominales: el dolor comienza en la parte central del abdomen y se extiende hacia la parte superior derecha. Un cólico biliar puede durar hasta 30 minutos, constante o intermitente, agudo o sordo.
  • Aumento en la temperatura corporal.
  • Ictericia: La piel toma una coloración amarillenta, al igual que la bola de los ojos.
  • Materia fecal del color de la arcilla.
  • Náuseas, mareos y vómitos.

Los tratamientos para eliminar los cálculos biliares pueden resultar muy invasivos, ya que si un conducto se obstruye, el paciente es internado y llevado a cirugía. Por otro lado, cuando las piedras no obstruyen canales, el médico puede recetarle algunos fármacos. La contraindicación de estos medicamentos es que pueden tardar hasta dos años en disolver completamente las piedras. Dos años en los que usted deberá medicarse regularmente.

En la medicina natural, también existen algunas opciones muy eficaces para eliminar las piedras biliares. Hoy te contamos el mejor tratamiento casero, con resultados en menos de una semana.

Poderoso tratamiento natural para combatir los cálculos de la vesícula.

Este tratamiento fue desarrollado por el médico naturista Dr. Lai Chiu Nan para disolver por completo los cálculos de la vesícula y eliminarlos como desecho. El tratamiento consta de seis días, con resultados más que comprobados.

Para llevarlo a cabo, necesitarás manzanas, sales de Epsom, aceite de oliva y limón. Sigue estos sencillos pasos y despídete para siempre de los cálculos biliares.

1.Durante cinco días seguidos, debes consumir cuatro vasos de jugo de manzana recién hecho. Para ello, pela las manzanas, quítales el corazón y licúalas hasta obtener el zumo. Durante estos días, lleva una dieta común pero saludable.
2.Al finalizar el quinto día, no debes cenar. En su lugar, bebe un vaso de agua tibia con una cucharada de sales de Epsom. Las sales de Epsom son cristales de sulfato de magnesio muy utilizadas en la medicina natural para regular las funciones generales del organismo.
3.Espera tres horas y vuelve a beber un vaso de agua tibia con una cucharada de sales de Epsom.
4.Dos horas después, bebe media taza de jugo de limón recién exprimido con tres cucharadas soperas de aceite de oliva. Para tener óptimos resultados, el aceite de oliva debe ser extra virgen o primera prensada en frío.
5.Luego recuéstate del lado derecho y relájate. Comenzarás a notar el movimiento normal de tus intestinos y cómo el cuerpo está preparándose para despedir los desechos.
La eficacia de este tratamiento reside en la combinación perfecta de los ingredientes. Por un lado, el consumo diario de jugo de manzana ablanda y deshace los cálculos. Por el otro, las sales de Epsom estimulan la producción gástrica y el movimiento intestinal; para que finalmente el aceite de oliva ayude a la expulsión de los desechos.

Recuerda siempre consultar con un especialista antes de suspender alguna medicación o comenzar con un tratamiento nuevo.