,

Ten en cuenta estos síntomas de un hogar sucio energéticamente.

Un hogar sucio energéticamente puede interferir en la armonía de toda la familia, perjudicar la economía y hasta causar roturas en electrodomésticos. Ten presente los síntomas que aquí te mencionamos para que puedas cambiar las vibras y mejorar considerablemente la situación de toda la familia.

Todos nosotros estamos hechos de energía, la necesitamos para vivir, para amar, para comunicarnos. La energía nos hermana y nos une; puede influenciarnos positivamente o negativamente según cómo la trabajemos a nivel individual.

El hogar, nuestro lugar de descanso y cobijo, refleja la energía que emanamos en cada acción y con cada pensamiento. Además, es un sitio donde confluyen las energías de todos sus habitantes. Incluso las personas que nos visitan pueden dejar su pequeña huella tras su paso.

Algunas casas antiguas, pueden tener una mezcla de vibraciones entre las de moradores anteriores y los actuales, una muerte, una enfermedad o algún accidente también puede afectar la energía de la casa. Muchas veces se dice que una casa está “cansada y vieja” o que es “inquietante” o “poco acogedora”, debido a lo que las personas sienten al ingresar allí. Más allá de lo que las personas digan o piensen, es importante identificar los síntomas de un hogar sucio energéticamente para trabajar en él y permitir que la energía fluya y recambie.

Síntomas de un hogar sucio energéticamente.

MUCHO FRÍO: Cuando dentro del hogar es imposible mantener una buena temperatura y pareciese que el calor se escapa con facilidad, es la presencia de seres que no permiten aclimatar el ambiente.

PROBLEMAS DE SUEÑO: Cuando los habitantes del hogar sufren insomnio, pesadillas, dificultades para conseguir un sueño reparador es energía atorada en la casa.

PRESENCIAS: La energía negativa de la casa puede facilitar el ingreso de espíritus. Estos se harán presentes a través de susurros, voces, pasos, ruidos, etc.

SOMBRAS: Las malas energías pueden afectar a la iluminación de la casa. Sentirás que vives en penumbras, que el sol no calienta dentro de tu hogar, ni llega a los rincones.

OLOR DESAGRADABLE: Los habitantes de la casa pueden sentir un aroma a putrefacción permanente sin encontrar la razón aparente. Otros aromas comunes son los azufrados.

DESORDEN: Los objetos aparecerán en otros lugares, habrá desorden, puertas abiertas u objetos tirados por el suelo.

ROTURAS EN ELECTRODOMÉSTICOS: Los electrodomésticos parecen romperse todos a la vez, incluso aquellos con poco uso.

RELOJES: Los relojes se paran todos a la vez. Luego pueden volver a funcionar sin que nadie los arregle. Algo similar puede ocurrir con los televisores, los cuales se prenderán y apagarán sin que nadie los esté utilizando (principalmente suele pasar cuando los habitantes de la casa duermen).

AFECTA A LAS PERSONAS: Una casa con malas energías repercute en sus moradores los cuales no conseguirán convivir en armonía. Discusiones, gritos, peleas y malos entendidos serán algo frecuente.

NERVIOSISMO Y TRISTEZA: Otra sensación común entre la familia será la del nerviosismo. No se sentirán a gusto estando en casa, querrán salir de allí y serán inundados por ganas de llorar sin motivo aparente.

ECONOMÍA: La economía y las finanzas de la familia comenzarán a declinar, llevándola a una situación muy complicada. Una limpieza energética urgentemente puede ayudar con este problema.