,

¿Pierdes el cabello? ¿Tienes la piel seca? Éstos son los síntomas de una deficiencia de vitaminas.

Una deficiencia de vitaminas puede desencadenar un gran número de síntomas. Es necesario prestar atención a estas señales así sabemos cómo revertir esta condición. Problemas como la caída del cabello, la piel seca, uñas quebradizas o labios resecos son muy comunes; pero ¿cuál es la causa principal que los origina?

¿Qué son y para qué sirven las vitaminas?

 

¿Pierdes el cabello? ¿Tienes la piel seca? Descubre qué vitamina te hace falta
¿Pierdes el cabello? ¿Tienes la piel seca? Descubre qué vitamina te hace falta

 

Las vitaminas son nutrientes esenciales en nuestra vida, pero ¿por qué? A través de nuestra alimentación las incorporamos y nos ayudan a cumplir múltiples funciones. Mientas más variada y equilibrada nuestra dieta, mayor consumo de vitaminas lograremos.

Son sustancias inorgánicas que nos ayudan, básicamente, a vivir. En total son 13 las vitaminas que necesitamos y cada una de ellas cumple una función específica. Nuestro cuerpo no es capaz de sintetizarlas por sí mismo, por lo que necesitamos ingerirlas correctamente. Una deficiencia de vitaminas es tan mala como un exceso. Las vitaminas que necesitamos son: vitamina A (retinol), vitamina B1 (tiamina), vitamina B2 (riboflavina), vitamina B3 (niacina), vitamina B5 (ácido pantoténico), vitamina B6 (piridoxina), vitamina B8 (biotina), vitamina B9 (ácido fólico), vitamina B12 (cobalamina), vitamina C, vitamina D, vitamina E (tocoferol), vitamina K.

Síntomas que demuestran una deficiencia de vitaminas.

LABIOS RESECOS Y AGRIETADOS.

Los labios resecos además de una deficiencia de vitaminas, también demuestra una falta de minerales. Específicamente, el organismo requiere hierro, zinc y vitaminas del complejo B (B3, B2 y B12). Comúnmente, son los vegetarianos los que suelen sufrir de esta condición, cuando no cuidan de mantener una dieta balanceada.

¿Cómo solucionarlo? Ingiere acelgas, cacahuates, lentejas, carnes magras, pollo, atún, huevos, salmón y mariscos. Para aumentar la absorción de hierro, añade vitamina C.

“Tanto las vitaminas como los minerales son esenciales para nuestra vida”

ROSÁCEA O ERUPCIONES ROJIZAS EN EL ROSTRO. 

Si va acompañado de debilitamiento del cabello, caída o pelo quebradizo, significa un déficit en la vitamina B7.

¿Cómo solucionarlo? Aumenta la ingesta de huevos cocidos, aguacate, plátanos, frambuesas, nueces, soja, coliflor, setas y salmón.

ZONAS ROJAS EN LA PIEL Y ACNÉ.

Principalmente se afecta la cara, los brazos, muslos y espalda. Además de una deficiencia de vitaminas (específicamente la A y la D), esto es señal de bajos niveles de ácidos grasos.

¿Cómo solucionarlo? Evita las grasas trans y los alimentos con grasas saturadas. Consume vegetales verdes, zanahorias, camote y pimientos para conseguir vitamina A. Expone tu cuerpo 10 minutos al sol para conseguir vitamina D. Ingiere grasas saludables del aceite de coco, pescados, frutos secos, semillas, etc.

HORMIGUEO EN CIERTAS PARTES DEL CUERPO.

Esto también puede traducirse en un entumecimiento. En este caso estaría faltando vitaminas B9, B6 y B12, las cuales se relacionan con los nervios periféricos. También puedes experimentar depresión, anemia, fatiga y desbalances hormonales.

¿Cómo solucionarlo? Consume más carne de pollo, mariscos, huevos, frijoles, betabel, espárragos y espinacas.

CALAMBRES MUSCULARES Y DOLORES EN LAS EXTREMIDADES.

Además de intensos calambres, puedes sentir dolor severo en dedos, piernas y espalda. Deberás aumentar la ingesta de magnesio, potasio y calcio.

¿Cómo solucionarlo? Frutas como los plátanos, las manzanas, cerezas y toronjas te ayudarán. Además, consume almendras, avellanas, calabacín, brócoli, verduras de hoja e infusiones de diente de león.