Estos son los síntomas de una inflamación hepática. ¡SIGUE ESTA DIETA PARA CUIDAR TU HÍGADO!

Hígado inflamado: síntomas y dieta adecuada

Aunque creas lo contrario, la inflamación hepática es una condición muy frecuente que merece atención inmediata. Más allá de los dolores que puede experimentar el paciente, el hígado ve afectado su funcionamiento y puede derivar en problemas más graves. Incluso, las lesiones pueden ser a largo plazo. Estos son los síntomas a los cuales estar atento.

Inflamación hepática.

Médicamente a la inflamación hepática se la conoce como hepatomegalia y es algo muy común. Popularmente, la gente suele mencionarla como “ataque de hígado” cuando la inflamación causa otros problemas como indigestión, diarrea o vómito.

El hígado es indispensable para nuestra vida pero cuando alcanza un tamaño mayor debido a la inflamación, sus funciones pueden verse afectadas. Estos son los síntomas más comunes:

Síntomas de una inflamación hepática.

1. DOLOR.

Existe cierta creencia popular que afirma que el hígado no duele. Esto no es correcto. El hígado duele y se trata de una molestia incisiva que aumenta gradualmente. Se localiza en el lado derecho, superior del abdomen (allí está ubicado el hígado). Este dolor, luego puede trasladarse a la zona lumbar debido a que la inflamación causa presión en toda la región.

2. HECES IRREGULARES.

Puedes notar que tus heces se tornan algo blanquecinas. Si esto sucede, no dudes en comunicárselo a tu médico ya que puede deberse a un virus que ataca tu cuerpo. 

3. MALESTAR GENERAL.

Las afecciones en el hígado pueden hacernos sentir realmente cansados. Además de un malestar generalizado, puedes experimentar falta de apetito, náuseas, vómitos y mareos. Los alimentos ricos en grasas o las carnes serán muy difíciles de digerir por lo que pueden traer aparejados otros problemas digestivos.

Estos malestares se intensificarán por la mañana. Esto ocurre porque las funciones depurativas se llevan a cabo en la noche, mientras dormimos. Si el hígado está inflamado, estas funciones no pueden efectuarse correctamente por lo que al despertar sentirás una gran pesadez.

4. TONALIDAD AMARILLA.

Una coloración amarilla en la piel o en nuestros ojos se denomina ictericia. La ictericia es el síntoma más claro de que existe un problema en el hígado. La bilirrubina es la encargada de darnos ese color.

Esta sustancia es un subproducto de los glóbulos rojos, la cual debe ser depurada por el hígado. Si el hígado no funciona correctamente, la bilirrubina se acumula en nuestro organismo.

5. FIEBRE.

La presencia de fiebre es síntoma de que el cuerpo está combatiendo algún microorganismo extraño. La inflamación puede ser causada por una infección, por ejemplo. Por este motivo deberás visitar a un médico que pueda diagnosticar la causa real de esa fiebre.

¿Cómo tratar una inflamación hepática?

Para tratar este problema en el hígado será necesario consumir ciertos alimentos que te ayudan a favorecer sus funciones:

  • 1 cucharada de aceite de oliva con un poco de jugo de limón, en ayunas.
  • Agua de cocción de alcachofas con 1/2 limón exprimido. Beber 1 litro a lo largo del día.
  • Ensalada de betabel y zanahoria, sin cocción. Aporta vitaminas y minerales que fortalecen el hígado.
  • Infusiones de cardo mariano y diente de león. Dos o tres tazas al día.