Aumenta tu masa muscular de forma natural con estos 5 Smoothies

Deliciosos Smoothies con pocos ingredientes ¡de locura!

Desde tiempos inmemorables se han utilizado las frutas (y ahora Smoothies) como complementos de la alimentación regular por su rico sabor, sus propiedades nutricionales, por contener un alto nivel de fibra y proteínas e incluso por la gran cantidad de agua que guardan y le otorga la capacidad de ser refrescantes.

Los batidos hechos a base de frutas se conocen como Smoothies y han ganado una gran popularidad en los últimos años producto del crecimiento acelerado de la llamada “onda fitness”, y como una alternativa que busca encontrar estrategias para una buena alimentación. Esto va de la mano con la necesidad de disfrutar de deliciosos alimentos sin comprometer nuestra figura.

Historia de los Smoothies

Smoothies

Los smoothies han estado presentes desde comienzos del siglo XX, considerándose desde sus inicios como una bebida saludable que bien podría utilizarse cómodamente como acompañante de los alimentos o independiente en horas fuera de la comida. En un principio se realizaban únicamente a base de frutas pero con el transcurso del tiempo se han ido incorporando distintos ingredientes que le otorgan un sentido de diversidad.

Smoothies King fue la primera gran industria encargada de la comercialización de los Smoothies, la cual data del año 1973. Steve Kuhnau fue el encargado de construir esta primera cadena de smoothies incorporando el uso de vitaminas y polvo de proteínas en los preparados de los batidos.

Adicional a esto con el paso del tiempo y siendo testigos del éxito alcanzado por Smoothies King, nuevos empresarios se incorporaron al negocio e incluyeron la innovación de embotellar el producto para la venta.

Variaciones de los Smoothies

 No se puede atribuir a ninguna parte del mundo en específico el nacimiento de los smoothies. Cada región tiene sus propias variaciones teniendo como base las frutas y el hielo, manteniendo una consistencia granizada e incorporando ingredientes extra que van a depender de las costumbres locales.

Otro tipo de variación de los smoothies viene determinado por sus objetivos de consumo. Esto se traduce en si se busca algo saludable y se quiere utilizar como un complemento de la alimentación, como simple acompañante de la comida o si el objetivo es meramente consumir algo delicioso. Por ejemplo si el objetivo es una merienda se le puede agregar chocolate o distintos tipos de galletas. Si se busca algo más nutritivo se incorpora yogurt, leche o quesos.

Otro detalle a tomar en cuenta en la fabricación de los smoothies es la clase de consumidor a quien va dirigido. Por ejemplo para una persona diabética o cuyo objetivo es mantener un peso estable, la cantidad de azúcar debe ser regulada o en su defecto utilizar edulcorante natural.

Recetas de Smoothies para incrementar la masa muscular

Como se ha comentado desde el inicio, los smoothies contienen gran cantidad de fibra así como altos niveles de proteínas. Esto puede utilizarse cuando el objetivo es aumentar la masa muscular siempre tomando en consideración que es necesario unificar el consumo de los smoothies con una dieta sana y balanceada y constante actividad física.

A continuación se presentan cinco recetas para realizar smoothies caseros que ayuden a aumentar la masa muscular.

Smoothie de coco con mango

Ingredientes:

  • 1 taza de leche de coco
  • 1 taza de yogurt natural
  • 4 tazas de leche entera
  • 1 mango en trozos
  • 3 cucharadas de linaza
  • 1 cucharada de canela
  • 1 cucharada de miel

No contiene grandes cantidades de proteínas ni de carbohidratos e inclusive se incorporan dos ingredientes adicionales con el objetivo de otorgarle sabor. Este smoothie está recomendado para tomar a media tarde cuando no haya un gran desgaste físico.

Smoothie de cambur con espinacas

Ingredientes:

  • 100 gramos de espinacas
  • 1 cambur
  • 1 cucharada de mantequilla de maní
  • 300 ml de leche entera, de soya o agua

Esta modalidad de smoothie es ideal para después de una jornada de ejercicio intenso debido a las propiedades de sus ingredientes, ricos en fibra y proteínas además de electrolitos como el potasio que contribuyen a aumentar el flujo sanguíneo, disminuir el dolor muscular y restituir los niveles electrolíticos de la sangre.

Smoothie súper fitness

Ingredientes:

  • 1 cucharada de cacao en polvo
  • 1 cucharada de canela en polvo
  • 1 cucharada de nueces
  • 1 cucharada de almendras
  • 1 cucharada de chocolate oscuro
  • 1 pizca de sal al gusto
  • 1 cucharada de miel
  • 1 cucharada de perejil o cilantro
  • 2 cucharadas de coco rallado
  • Un puñado de espinacas
  • 1/2 aguacate
  • 100 ml de agua
  • 100 ml de leche entera o leche de soya

A diferencia de la bebida anterior, este smoothie es ideal para consumir antes de comenzar a hacer una intensa jornada de ejercicios ya que contiene una rica cantidad de nutrientes, fibra, vitaminas, electrolitos y proteínas que contribuyen a mantener el organismo activo durante la actividad física.

Swirly smoothie de mora azul

Ingredientes:

  • 2 o 3 cucharadas de miel
  • 1/2 taza de jugo de manzana
  • 2 tazas de moras azules congeladas
  • 200 gramos de yogurt light natural
  • 1 cambur

Esta bebida es ideal para consumir en cualquier momento del día ya que además de contribuir al aumento de la masa muscular también por sus ingredientes sirve para disfrutar algo delicioso de forma saludable. Su contenido bajo en carbohidratos y alto en fibras y proteínas es el basamento para esta elección.

Smoothie de cambur con almendras

Ingredientes:

  • 1 cambur troceado
  • 2 cucharadas de avena
  • 200 ml de leche desnatada
  • 1 cucharada de mantequilla de almendras

Se puede utilizar como una bebida para desayunar, ya que por sus ingredientes ricos en fibra, hierro y proteínas satisface las necesidades de nutrientes y mantienen el cuerpo en forma. A primera hora de la mañana es el momento ideal para consumirla, no olvides añadirla a tu dieta diaria y planifica tu menú de acuerdo a los requerimientos nutricionales de tu organismo.

La alimentación balanceada en conjunto con una rutina correcta de ejercicios es la clave para mantener en forma nuestro cuerpo. Consumir fibra, carbohidratos y proteínas es fundamental cuando se quiere aumentar la masa corporal, sin embargo es recomendable acudir al nutricionista antes de comenzar un nuevo régimen alimenticio.