,

Super Recetas caseras para blanquear los dientes!

Todas quedamos deslumbradas al ver una linda e inmaculada sonrisa. Luego, volvemos a la realidad y nos encontramos con que nuestras ajetreadas vidas y nuestra economía no nos permiten gozar de dientes blancos y radiantes. Porque con sólo hacernos los arreglos necesarios no alcanza, también debemos visitar al médico y gastar un dineral en productos y tratamientos para que nuestros dientes se vean luminosos y blancos.
Aquí les dejamos tres formas de blanquear los dientes de manera económica y en pocos pasos:

Pasta de bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio funciona como un abrasivo delicado, es decir que no daña el esmalte dental. Limpiará los dientes de las manchas de té, cigarrillos, café, vino, etc.
Ingredientes: bicarbonato de sodio, agua (también funciona con jugo de limón)

Preparación:

-En un pequeño recipiente mezclar una cucharada de bicarbonato con una cucharada de agua (o jugo de limón)
-Continuar mezclando hasta que se forme una pasta homogénea.
-Sumergir el cepillo de diente en la pasta, hasta que todas las cerdas queden cubiertas.

Modo de empleo: Cepillarse correcta y detalladamente los dientes durante dos minutos. No excederse de este tiempo ya que, aunque es un abrasivo suave, puede causar algún daño. Luego, enjuagarse con abundante agua.

Cepillarse con esta pasta cada dos días, hasta obtener la blancura deseada. Luego, bajar la frecuencia para realizar sólo un mantenimiento.

Con Agua Oxigenada
Así como aclara el cabello, el agua oxigenada también puede aclarar los dientes. Además, sus propiedades antisépticas (por eso se utiliza en el tratamiento de heridas) benefician la salud bucal.

Se puede utilizar como enjuague bucal: Antes del cepillado diario, enjuagarse la boca con 30ml de agua oxigenada durante 1 minuto.

También podemos realizar una pasta de dientes:

Ingredientes: agua oxigenada de 3%, bicarbonato de sodio, dentífrico y sal de mesa.

Preparación:
-Mezclar 10ml de agua oxigenada con 15ml de bicarbonato de sodio.
-Continuar mezclando hasta lograr una pasta homogénea.
-Añadirle dentífrico y revolver.

Modo de empleo: Utilizar esta pasta de dientes en el cepillado diario. Luego de colocarla en el cepillo, esparza unos granos de sal sobre ella para que actúen como exfoliantes dentales. Antes de enjuagar, dejar que la pasta actúe 2 minutos. Enjuagar. Cepillar con dentífrico común para quitar restos de la pasta anterior.

Con cáscara de banana (plátano)

La cáscara de banana es rica en ácido salicílico que es un remedio natural potente contra el sarro. Además posee potasio, manganeso y magnesio que fortalecerán nuestros dientes y mejorarán la salud bucal en general. A diferencia de otros remedios caseros que podemos utilizar, el plátano y su cáscara no son abrasivos por lo que no corremos riesgo alguno.
El tratamiento es muy sencillo, sólo debe frotar las cáscaras por toda la dentadura al menos una vez al día.
Una vez realizado cualquiera de estos tratamientos, procurar evitar los alimentos con taninos como el té, el café o el vino por un tiempo. Luego, se pueden consumir con una pajilla para no manchar nuevamente la dentadura.
¡Prueba con alguno y luce tu mejor sonrisa!