Tatuajes sobre cicatrices y un renacer a la vida.

La vida deja varias heridas en todo nuestro ser. Algunas de ellas son visibles y otras no tanto. Flavia Carvalho se encarga de borrar las visibles y dar un nuevo mensaje de esperanza. Conoce todo lo que encierran los tatuajes sobre cicatrices.

Puede que los tatuajes no sean de tu agrado, o puede que los ames. Sin embargo, este artículo va más allá de lo superficial para ahondar en las esperanzas de muchas mujeres que, a través de un dibujo en la piel, pueden recuperar la fe y comenzar una nueva vida.

Flavia Carvalho es una tatuadora oriunda de Brasil que lleva a cabo el proyecto “A flor de piel” con el objetivo de que muchas mujeres vuelvan a querer y apropiarse del cuerpo. Víctimas de violencia, pacientes oncológicas, mujeres accidentadas… son algunas de las muchas personas que acuden a Flavia y colocan algunos tatuajes sobre cicatrices. Conoce más sobre esta maravillosa historia y la misión de este hermoso proyecto que va más allá de lo que se ve.

Tatuajes sobre cicatrices: el proyecto “A flor de piel”.

Este proyecto, comienza, a partir de una historia que marcó para siempre la vida de esta tatuadora. Se encontraba Flavia Carvalho en su estudio Daedra Art Tattoo cuando una bella mujer solicitó un diseño para cubrir una marca de su abdomen. Así, la desesperanzada mujer narró su espantosa vivencia.

Estando con amigas en una discoteca local, un hombre se acercó a ella y le invitó a mantener relaciones sexuales. Ante su negativa, éste le abrió el abdomen con una navaja marcándole la piel y la vida de forma permanente.

Impresionada, Flavia le tatuó un hermoso diseño floral que cubría la enorme cicatriz, con colores vívidos y armónicos. Flavia pudo advertir no sólo alivio y satisfacción en su clienta, sino también que renacían en ella la esperanza, la autoestima y la confianza. El mensaje era claro: esta mujer quería borrar la herida del cuerpo para poder tratar la herida del alma. Ese es el mensaje que todos los tatuajes sobre cicatrices quieren expresar.

A partir de ese momento Carvalho decidió ofrecer su trabajo de forma gratuita para mejorar el amor propio de aquellas víctimas de violencia machista. Luego, el proyecto se amplió a mujeres que pasaron por una mastectomía. Así, nació “A flor de piel”.

Leer también: “Más de 500 años curando males”

Los tatuajes sobre cicatrices son una forma de amigarse con el cuerpo.

Además de un diseño acorde a cada cicatriz y el trabajo gratuito, Flavia brinda ayuda emocional en cada sesión. Desde el 2013 el proyecto se expandió a todo el mundo con el objetivo de facilitar el camino y ayudarlas a reencontrarse con ellas mismas.

A través de las redes sociales, mujeres de todo el mundo y de cualquier edad le cuentan su historia de vida y pactan una cita para encontrarse en el estudio de tatuajes, en Brasil. Antes, le muestran a Flavia las marcas y ella propone un diseño particular para cada una.

Según lo que cuenta, las mujeres sobrevivientes a un cáncer prefieren los diseños de flores que se abren, en símbolo de un renacer a la vida. Mientras que las víctimas de violencia doméstica y machista optan por animales que las guíen, iluminen o les recuerden el camino a seguir y dónde jamás volver.

Los tatuajes sobre cicatrices representan un dolor catártico, un desahogo personal que les permite poner fin a una historia dolorosa.