,

¿Te sonrojas al beber alcohol? ¡Cuidado puede ser la señal de un infarto!

¿Has notado cómo algunas personas se sonrojan al beber alcohol? Muchas veces estas son cosas que pasan desapercibidas. O creemos que es un síntoma normal, previo a una borrachera. Sin embargo, los estudios han demostrado que el color rosado en el rostro de algunas personas al beber, se debe a su presión arterial.

Comienza con una coloración leve. Luego, a medida que la persona sigue bebiendo, el color se acentúa, cubre todo el rostro y puede expandirse hacia el pecho. También puede ir acompañado de náuseas, mareos y dolores de cabeza. Estudios realizados en Corea Del Sur, confirmaron que son síntomas de una hipertensión.

Cuando se produce este enrojecimiento de la piel, es señal que el organismo no está pudiendo procesar correctamente el acetaldehído. Cuando un sujeto bebe alcohol, su cuerpo comienza a producir una enzima denominada “alcohol deshidrogenasa”, que es la encargada de convertir el etanol en acetaldehído. El acetaldehído es una sustancia tóxica. Gracias a ella, las personas experimentan resacas. Cuando el cuerpo no puede procesarla correctamente, comienza a acumularse en el organismo y dilata los vasos sanguíneos. Esta dilatación, produce inflamación, picazón y enrojecimiento. Además, se produce un aumento de la presión arterial, por ende, se corre mayor riesgo de sufrir un paro cardíaco.

Durante mucho tiempo se creyó que esta coloración significaba una hipersensibilidad, o hasta alergia al alcohol. Aunque los estudios demuestran otra realidad, algo de cierto hay en esta afirmación. Algunos expertos sostienen que el rubor, es la manera que tiene el cuerpo de dar una señal de alerta y desalentar al sujeto de que continúe bebiendo.

Si hablamos de una persona sana, que lleva una dieta equilibrada y hábitos saludables, pero al beber se sonroja, los riesgos de padecer un infarto aumentan cuando ingiere 8 bebidas alcohólicas en la semana. Por otro lado, si el bebedor de riesgo (que se sonroja), también padece sobrepeso, es sedentario y fuma, el riesgo aumenta con tan sólo 4 bebidas alcohólicas a la semana. Estos indicadores, son de vital importancia para tener en cuenta el valor de llevar una vida saludable. De mejorar nuestra calidad de vida a través de una buena dieta y un poco de ejercicio.

¿Cómo prevenir el riesgo?

La mejor manera de prevenir la hipertensión producida por el alcohol, es abstenerse de beber. Sin embargo, con tener un control y consumir moderadamente bebidas alcohólicas, también lograrás buenos resultados.

Por otro lado, si sabes que la tentación será más fuerte que tu fuerza de voluntad, se ha descubierto que ciertos medicamentos inhiben estos síntomas. Son los remedios que contienen ranitidina y famotidina los que alivian el enrojecimiento. Son componentes utilizados para controlar la acidez estomacal y se consumen una hora antes de beber. Recuerda no utilizar ningún medicamento sin la previa autorización de un especialista.

Algunos científicos aseguran que, el enrojecimiento por el alcohol, con el tiempo va disminuyendo. En teoría, poco a poco el paciente debería sentir una mejora. Esto se debe, a que el cuerpo va asimilando mejor el acetaldehído. Sin embargo, todavía no hay pruebas suficientes que avalen esta hipótesis.

Si estás preocupado por tu presión arterial o notas que eres de las personas que sufren riesgos, mantente al margen de las bebidas alcohólicas. Además, es un buen momento para comentárselo a tu médico de cabecera y realizarte los estudios correspondientes. Nunca está de más ser alguien precavido.