,

Diferentes tipos de obesidad: 6 LUGARES DONDE ACUMULAS GRASA Y CÓMO ELIMINARLA.

Los especialistas afirman que existen diferentes tipos de obesidad determinados por los lugares donde acumulamos grasa. Esto se debe a cómo actúa el metabolismo en cada uno de nosotros. Si deseas saber cómo adelgazar y eliminar los depósitos de grasa, antes necesitarás saber qué tipo de obesidad padeces.

La obesidad y el sobrepeso en todo el mundo.

Las entidades de salud a nivel mundial alarman sobre el creciente porcentaje de casos de sobrepeso y obesidad. En las últimas décadas, pasamos a vivir en un mundo donde hay más obesos que personas con delgadez extrema o desnutrición. Esto afirma el Imperial College de Londres, después de que la Organización Mundial de la Salud anunciara que la obesidad es una epidemia mundial.

Según las estadísticas, el 40% de la población mundial padece de sobrepeso u obesidad. Estos números anuncian un futuro poco saludable, donde las consecuencias en la salud alcanzarán magnitudes desconocidas. A su vez, las políticas sociales no alcanzan para acabar con este problema. La información, el conocimiento del índice de masa corporal, las consultas nutricionales y demás campañas de concientización no son suficiente.

Los especialistas han comprobado que la calidad y cantidad de alimentos no son los únicos factores determinantes. También existen cuestiones hormonales, psicológicos y hasta genéticos.

Tipos de obesidad según la acumulación de grasa.

El Servicio Nacional de Salud Pública de Reino Unido afirma que existen 6 tipos de obesidad diferentes, según la manera en que trabaja el metabolismo. El metabolismo determina en qué lugares la persona es más propensa a acumular grasa.

Cada tipo de obesidad necesita de un tratamiento particular, por lo que es sumamente necesario conocer cuál es el nuestro. Esta es la clasificación a conocer:

6 tipos diferentes de obesidad.

tipos-de-obesidad

1. Obesidad de tronco superior.

Almacenas grasa en cuello, pecho, espalda, barriga, brazos y perímetro de cintura. El origen de este problema es una mala alimentación sostenida por mucho tiempo, sumado al sedentarismo. Este tipo de obesidad es peligrosa para la salud ya que el paciente es propenso a padecer diabetes tipo 2, hipertensión y problemas de sueño.

Para adelgazar deberás llevar a cabo una dieta hipocalórica, no muy restrictiva. Además, combina con ejercicio físico y un plan de mantenimiento en el tiempo.

2. Obesidad con grasa en el vientre.

La grasa que se acumula en la barriga y alrededor de toda la cintura puede ser por consumo de alcohol. Suspende la ingesta de este tipo de bebidas y disminuye los refrescos azucarados y/ o carbonatados.

Con un poco de ejercicio conseguirás estar en forma en poco tiempo.

3. Obesidad con grasa en caderas y muslos.

La obesidad más común entre mujeres puede combatirse a través del ejercicio. Para ello, lleva a cabo una rutina con ejercicios de resistencia y cardiovasculares.

4. Obesidad en abdomen.

La diferencia es que la grasa se acumula en la parte inferior del abdomen. El origen suele tener una base psicológica donde interviene la hormona del estrés denominada cortisol. También se relaciona a la depresión y la ansiedad.

Cualquier ejercicio ayudará a regular las hormonas y segregar endorfinas para sentirte mejor

5. Obesidad en extremidades inferiores.

En este caso la grasa se acumula en glúteos, caderas, muslos, pantorrillas y tobillos. Este problema debe combatirse con ejercicios de alta intensidad ya que se trata de una obesidad sumamente resistente.

6. Obesidad central.

La grasa se encuentra en el vientre y en la espalda, producto de una vida sedentaria. También resulta peligrosa para tu salud cardíaca. En este caso, la buena alimentación no es suficiente. Deberás comenzar con un entrenamiento intensivo para acelerar el metabolismo.