, ,

Truco sencillo para rejuvenecer toallas, blanquearlas y proteger las fibras de la tela.

Blanquea, elimina las bacterias y deja como nueva tu ropa blanca sin usar químicos costosos

Si deseas rejuvenecer toallas viejas debes tener mucho cuidado de no estropear la tela en el intento. Ese es el problema principal de los limpiadores industriales. Por ello, intenta con este truco para el hogar tan sencillo, como eficaz. ¡No podrás creerlo cuando veas el resultado!

Día a día, son muchos los elementos que utilizamos frecuentemente. Sin embargo, pocos se igualan al uso que hacemos de toallas y toallones, especialmente si tenemos una familia numerosa. Al poco tiempo, podemos comenzar a notar cómo la ropa de baño se percude, se daña, desluce, decolora y se vuelve más y más áspera. Incluso pierden un poco de su poder de absorción.

Aunque no lo notemos, junto con la pérdida de absorción, se ganan bacterias que se acumulan en las fibras y tiñen de un color amarillento o grisáceo cada tela. ¿Al poco tiempo tus toallas se han ensuciado? Pues puede deberse a los microorganismos que se han alojado en ella.

Para acabar con esto, sin dañar las telas y recuperar las fibras percudidas, te contamos un truco muy efectivo y simple que te ayudará a rejuvenecer toallas viejas, limpiarlas en profundidad y devolverles la suavidad de antaño. Una excelente opción para ahorrar dinero.

Consejos para mantener las toallas en buen estado.

Blanquea, elimina las bacterias y deja como nueva tu ropa blanca sin usar químicos costosos
Blanquea, elimina las bacterias y deja como nueva tu ropa blanca sin usar químicos costosos

Muchas veces destinamos algunas toallas al área de piscina, por lo que se utilizan sólo cuando nos damos un chapuzón. Cuando la toalla no se utiliza frecuentemente, tampoco se lava frecuentemente. Los especialistas en telas aconsejan lavar los paños de absorción, al menos una vez cada quince días. Esto es para impedir que la suciedad penetre en las fibras, se alojen bacterias y pierda suavidad. En síntesis, cuando no las lavas periódicamente, cooperas con el desgaste y el daño.

Otro factor que puede perjudicarlas es el uso de jabones o detergentes corrosivos que dañan y acumulan residuos entre los hilados de la tela. Estos desechos quizás no pueden notarse a simple vista, aunque allí están.

Truco sencillo para rejuvenecer toallas viejas.

Si deseas limpiar las toallas en profundidad, devolverles su blanco radiante y recuperar su poder de absorción, elabora una solución sencilla de bicarbonato de sodio y vinagre, dos ingredientes muy fáciles de adquirir. Ambos cuentan con un gran poder blanqueador y desinfectante, lo que nos ayudará a renovar su apariencia. Además, tienen la capacidad de neutralizar los malos olores de las prendas.

Para rejuvenecer toallas viejas necesitarás:

  • 250 ml de vinagre blanco.
  • 50 gr de bicarbonato de sodio.
  • cantidad necesaria de agua.

Preparación:

Para realizar esta limpieza profunda, utilizaremos la lavadora de manera normal. En primer lugar, coloca las toallas a recuperar y cúbrelas con agua caliente (si la lavadora tiene la opción de agregar agua caliente mejor, sino puedes calentarla aparte y agregarla en este momento).

Una vez que las toallas estén sumergidas en agua caliente, agrega la taza de vinagre. Inicia luego un ciclo de lavado común, completo.

Al finalizar, vuelve a agregar agua caliente hasta tapar las toallas. Ahora es el turno del bicarbonato de sodio. Nuevamente comienza otro ciclo de lavado completo.

Seca al sol o en un lugar bien ventilado.