,

¿Por qué todos deberíamos orinar en la ducha? Esta práctica es REALMENTE BENEFICIOSA!

Orinar en la ducha es algo que la mayoría de nosotros alguna vez ha hecho. Sin embargo, se considera una acción poco higiénica e inaceptable. Aquí te presentamos razones suficientes para que todos comencemos a hacerlo sin ningún tipo de tabú y con la consciencia tranquila. Compártelo para que todos lo sepan.

¿Por qué está mal visto orinar en la ducha?

Desde que somos pequeños nos enseñan que el baño es el único lugar de la casa donde hacer nuestras necesidades. Un recinto que nos aporta intimidad y una supuesta comodidad. Incluso, dentro de esta habitación, cada actividad tiene un espacio específico. Mientras que la orina y las heces deberán ser expulsadas en el retrete, la ducha tiene que ser el lugar más limpio de la casa donde asearemos el cuerpo.

Probablemente la primera vez que orinaste en la ducha tus padres te enseñaron que no se debía hacer. Quizás las siguientes veces sentiste algo de culpa por no seguir los consejos parentales. La realidad nos demuestra que todos alguna vez lo hacemos y no sería nada tan malo como lo hemos creído hasta ahora.

A continuación te contamos por qué deberías orinar en la ducha siempre que sientas la necesidad, sin ningún tipo de remordimiento.

Orinar en la ducha es mejor de lo que crees.

AHORRO DE AGUA.

¿Sabes cuánta agua desperdicias cada vez que tiras la cadena del retrete? Según la Agencia de Protección del Medio Ambiente, se desperdician 5 litros de agua cada vez que presionamos el botón. A su vez, las estadísticas informan que el 27% del agua mal gastada sólo en Estados Unidos, se debe al uso del retrete; es decir, a esos 5 litros de agua innecesarios. Otras agencias proteccionistas afirman que se necesitan sólo 2 litros de agua para eliminar la orina eficazmente, sin embargo existen pocos retretes ecológicos en el mercado.

Cuando orinas en la ducha, mientras te bañas, estás ahorrando un poco de agua que, con el tiempo, hace una gran diferencia.

DESINFECTAS HERIDAS.

La orina es capaz de desinfectar una lesión, brindar alivio y relajar los tejidos dañados. Puedes orinar en la ducha si has sufrido un arañazo o herida leve en tus piernas. También es muy recomendado después de rasurar las piernas para mantener las infecciones lejos.

Esto no se recomienda si presentas una herida grave, ya que sí o sí necesitarás primeros auxilios. Tampoco lo hagas si presentas algún tipo de infección urinaria.

ANTIFÚNGICO.

La orina puede limpiar tus pies de hongos. Si bien es un tratamiento preventivo, capaz de frenar la acción de los hongos, acude a un especialista ante una condición grave. El tratamiento sólo con orina ayuda a frenar la proliferación de los hongos. Sin embargo, no será beneficioso si no lo combinas con medicamento antifúngico.

CONTRA LOS ECZEMAS, PRURITOS Y ERUPCIONES.

Si presentas alguno de estos problemas en la piel, la orina puede beneficiarte y brindarte alivio. Incluso puedes tratar la psoriasis. La urea es un compuesto activo que suele utilizarse en cremas o ungüentos contra la psoriasis.